Lo anunció el gobernador Alberto Rodríguez Saá durante el reporte del Comité de Crisis.

La vuelta a clases presenciales se produciría el próximo de 10 agosto, pero sólo asistirán los que quieran hacerlo, tanto alumnos como docentes, una decisión que el Gobernador de la provincia, le comunicó al ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, cuando participó este martes de una  videoconferencia junto a otros ocho gobernadores de provincias con estatus sanitarios que habilitan el regreso a las escuelas.

En una primera etapa asistirían los alumnos de primer grado y último año de la secundaria, bajo estrictos protocolos. La mitad de los chicos cursarían determinados días de la semana y la otra mitad el resto de las jornadas.

Por otra parte, el gobernador Rodríguez Saá, recomendó especialmente que los docentes y alumnos que decidan asistir a clase, no lo hagan usando el transporte público de pasajeros para reforzar las prevenciones contra el coronavirus.

El mandatario también explicó, que  las escuelas de la provincia, están en condiciones edilicias y de servicios para comenzar con la actividad escolar.

Nota, foto y video: ANSL.