Lo anunció el gobernador Alberto Rodríguez Saá junto al Comité de Crisis este domingo por la tarde desde Terrazas del Portezuelo. Se pudieron determinar los contactos estrechos del productor y repartidor de quesos, oriundo de Tilisarao, lográndose focalizar las zonas de mayor riesgo sanitario, definidas principalmente por su permanencia en algunas localidades y la proximidad de éstas con el resto, especialmente, en el norte provincial.

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, informó este domingo por la noche que, luego del trabajo de trazabilidad realizado por el Comité de Crisis sobre el caso positivo de coronavirus detectado en un habitante de Tilisarao, “se ha podido focalizar la situación en una parte de la provincia delimitada por las rutas N°20, N°2 y N°10”. Las localidades que abarca dicha franja y que, durante 14 días, continuarán con características similares a la Fase 1 (establecida el sábado) son las siguientes:

Departamento Ayacucho:
– Candelaria
– Luján
– Quines

Departamento Chacabuco:
– Concarán
– Cortaderas
– Naschel
– Papagayos
– Renca
– San Pablo
– Tilisarao
– Villa del Carmen
– Villa Larca

Departamento Junín:
– Carpintería
– El Talita
– Lafinur
– Los Molles
– Merlo
– Santa Rosa

Departamento Pedernera:
– La Punilla

Departamento Pringles:
– La Toma

Departamento San Martín:
– Las Aguadas
– Las Lagunas
– Paso Grande
– San Martín
– Villa Praga

“El resto de la provincia vuelve a Fase 5, es decir, la que regía hasta el sábado, con el distanciamiento social, preventivo y obligatorio, el uso de tapabocas y respetando los horarios y medidas establecidas en los protocolos. De esta manera, las fábricas siguen trabajando como también los comercios, y continuarán los encuentros esenciales”.

El mandatario destacó que “la medida adoptada el sábado fue que toda la provincia volviera a Fase 1 porque no teníamos información. Hoy sí la tenemos, se ha podido trabajar en una trazabilidad y por ello focalizar la situación. En principio, las restricciones son para las localidades mencionadas, durante 14 días, que es el tiempo en el que, si no se llega a tiempo con los test, se podrían expresar los posibles contagios, si los hubiere”.

 

Nota, foto y video: ANSL.