Así lo adelantó el gobernador Alberto Rodríguez Saá este viernes a la noche. La reapertura se habilita para los establecimientos que manejen la equinoterapia como tratamiento terapéutico y que el mismo se realice en espacios abiertos y al aire libre, involucrando la participación de jinetes/amazonas, caballos y equipo de trabajo.

“Esto es diferente a las actividades hípicas, ya autorizadas en la fase 2. En esta ocasión lo que comenzará a funcionar el lunes serán los establecimientos que brindan tratamientos con caballos, en el horario de 8:00 a 19:00. El paciente deberá presentar el certificado que establece el tratamiento y podrá acudir acompañado por un adulto, que esperará en el vehículo mientras se lleva a cabo la terapia que no deberá superar la hora cada dos pacientes”, explicó María Eugenia Cantaloube, jefa del Programa Relaciones Laborales.

Cabe destacar que entre cada práctica se deberá realizar una estricta limpieza y desinfección, previa utilización por otro paciente.