El gobernador, Alberto Rodríguez Saá, y su par de La Pampa, Sergio Ziliotto, firmaron este martes en el Centro Medasur de Santa Rosa el convenio complementario Nº3 del Tratado del Caldén que establece el libre tránsito interprovincial de los residentes de ambas provincias en el marco de la pandemia de coronavirus.

Luego de la firma, el jefe de Estado puntano, expresó su felicidad por visitar la provincia patagónica y por el convenio que permitirá abrir la frontera en este momento difícil, sin tener que realizar un periodo de cuarentena. “A los puntanos, si vienen a La Pampa están en su casa y cuando vuelvan a San Luis, siguen en su casa; y al revés, quienes viajen, de La Pampa a San Luis, pueden volver porque estuvieron en su casa y no necesitan aislamiento”, manifestó.

El mandatario puntano pidió “no me den la bienvenida porque me siento en mi casa”. Esto se debe a que en sus antepasados se encuentran raíces ranqueles. “Siento que esta tierra pertenece a mi historia”, comentó.

También recordó a personalidades políticas pampeanas como Antonio Berhongaray, Pedro Conchez, Rubén Marín y Carlos Verna. Del gobernador Ziliotto, dijo que es “hombre bueno” y que “ha adquirido una gran y temprana sabiduría. Es un gran gobernador”.

Por otra parte, recalcó su admiración por La Pampa: “Es una provincia que no se endeuda, que sabe perfectamente el rol del Estado y que tiene los mejores salarios. Eso no es fácil, requiere disciplina y una escuela de administración”, señaló.

“Hoy hemos firmado algo lindo, porque abrimos la frontera. Hay que comprender a quienes no nos comprenden. Nuestro fuerte está en el estatus sanitario logrado. La situación de la vecina provincia es igual, gracias al esfuerzo de todos los pampeanos; como en San Luis, de los puntanos; y como en Argentina, de los argentinos”, expresó.

También, Rodríguez Saá, recordó los principios de los protocolos de San Luis: “A los ojos de Dios y a la luz del sol” y “el que rompe, paga”. “Todos tenemos que cuidar el estatus sanitario, educar a nuestros pueblos. Así, puede ser que tengamos un triunfo enorme y en esto tenemos esperanza”, afirmó.

Por último, explicó que se está trabajando en temas como el banco de La Pampa, comunicación, mundo digital, laboratorios, entre otros.

Turismo interno

Alberto Rodríguez Saá destacó que el convenio significa una oportunidad para habilitar el turismo interprovincial. “Con los nuestros, cuidando el estatus. Nos vamos a apurar para que la Nación avale esto”, expresó en referencia a la solicitud que presentará junto a Ziliotto.

“Pienso en los hoteleros de Merlo, San Luis, El Trapiche, San Francisco, Villa Mercedes que están muy preocupados, esto que estamos firmando hoy les lleva una enorme esperanza y un gran aliento”, finalizó.

La palabra de Ziliotto

“Hoy nos une un estatus sanitario, por eso queremos tener un recorrido de tránsito común donde puedan convivir puntanos y pampeanos, estrechar lazos sociales, culturales y las actividades económicas”, destacó Sergio Ziliotto.

“Tenemos un patrimonio en común con elementos claros. Un Estado presente, que fortaleció el servicio único de salud. Más de cincuenta días sin pacientes positivos. Los casos que tuvimos, casos importados, se recuperaron. Y lo que más valoramos es lograr una conciencia social. No solo decidimos establecer un territorio común donde no haya trabas para pasar de una provincia a otra, si no también presentar una propuesta conjunta a la Nación para abrir las puertas al turismo. Activaremos un sector castigado como el hotelero y gastronómico”, afirmó el mandatario pampeano.

“Eso pondrá en marcha a las economías regionales. Lo que nos trajo esta pandemia es la obligación de repensar la Argentina. Y la manera de desarrollarla es desde el federalismo. Porque las economías regionales se bancan el progreso económico. Por eso, tenemos que hacerlas fuertes con crecimiento y desarrollo en toda la geografía”, subrayó.