Este jueves, el Comité de Crisis mantuvo una reunión con representantes de las clínicas privadas y con el Círculo Médico,con el objetivo de concertar y coordinar las políticas de salud, frente a la pandemia del COVID-19.

“En la  reunión con clínicas y sanatorios de la provincia de San Luis, le comunicamos el protocolo para la asistencia de pacientes con coronavirus. Se trabajó en equipo muy bien y la idea es mancomunar esfuerzos y organizarnos en la respuesta a estos pacientes. Fue muy positiva y productiva la reunión”, señaló la titular del Comité de Crisis, María José Zanglá.

“La segunda reunión la tuvimos con el círculo médico y sociedades científicas más representativas: estuvo la Sociedad Argentina de Pediatría y la AMA (Asociación Médica Argentina) que es la de clínica médica a nivel nacional. Fueron muy productivas también las reuniones, quedamos en intercambiar ciertas opiniones y protocolos debido a que una de las instancias que nos preocupan es la asistencia en los policonsultorios de la medicina privada,principalmente para que los pacientes tengan acceso ya y empezar a realizarse sus controles, y no mezclar los pacientes con patologías respiratorias con aquellas que no la tengan, en vista que, nosotros sabemos que en el invierno, los niños en pediatría tienen alta demanda de consultorio entonces estamos trabajando muy bien en equipo”, subrayó la doctora Zanglá.

El protocolo anunciado a las clínicas privadas, fue bien recibido por las mismas, aseguró la titular del Comité, quien manifestó: “El sector público se va a hacer cargo del 100% de la asistencia de los pacientes con COVID-19. Les pedimos que ante todo ellos deben adecuar un área de ingreso de los pacientes porque puede que la consulta la realicen en primera instancia, en una clínica privada entonces ellos deben hacer los aislamientos correspondientes con el personal exclusivo para estos pacientes para luego activar el sistema y derivarlos al sector público”

El Comité de Crisis tomó para esta instancia, una de las formas de trabajo que ha planeado el Ministerio de Salud de la Nación: “Si nosotros nos hacemos cargo de los pacientes Covid positivos, en el caso de que nosotros nos colapsemos, que se hagan cargo de las patologías no Covid sin cobertura sanitaria y el pago del reembolso se realiza a través de los planes nacionales”, indicó la doctora Zanglá.

“Para nosotros es sumamente importante el ordenamiento sanitario en este sentido: agrupar los pacientes respiratorios en una institución para así también poder agrupar al personal que los asistan para no generar entrecruzamientos y que aumente el riesgo de infecciones en el personal sanitario y en los pacientes. Es un trabajo en equipo importante y muy solidario”, comentó.

Con las clínicas privadas se hizo un primer planteo para el tratamiento de los chicos con enfermedades respiratorias: “En consultorio, que es la máxima demanda que tenemos en invierno en estos policonsultorios o sea edificios donde atienden varios especialistas del ambiente privado, vamos a ordenar la patología y el modo de asistencia para prever bien la limpieza, los protocolos de asistencia y para que principalmente en las salas de espera no se mezclen los pacientes que tengan patologías con los que no la tengan, entonces, hemos intercambiado opiniones y vamos a construir juntos, un protocolo de trabajo para no generar riesgo a la gente que asiste”

“Así, la gente pueda asistir tanto a su control de embarazo, a su control de enfermedad crónica, también las personas que tengan patologías respiratorias y tengan su médico de cabecera puedan asistir. Es un ordenamiento preventivo”, concluyó Zanglá.

 

Nota y foto: ANSL.