El equipo del taller de costura “Manos Mágicas”, perteneciente al Ministerio de Desarrollo Social, trabaja desde sus hogares fabricando sábanas, frazadas y ambos para el personal del sistema de salud y centros de atención ante la pandemia del COVID-19.

La responsabilidad y la solidaridad son banderas que abrazan las beneficiarias y los beneficiarios del Plan de Inclusión Social. Es por ello que el equipo del taller de costura “Manos Mágicas” confecciona elementos de vital importancia para el personal del sistema de salud pública y los centros de atención de pacientes leves afectados por coronavirus. Como parte de la emergencia, también se sumaron trabajadores que no están en el taller de costura pero desean colaborar.

Los juegos de sábanas, las frazadas y los ambos están destinados a los centros de atención que se están acondicionando en distintos sitios de la provincia.

El ministro de Desarrollo Social, Federico Berardo, destacó, además, la solidaridad de toda la provincia: “Recibimos el ofrecimiento voluntario de muchas puntanas y puntanos que saben de costura y quieren colaborar con la confección de sábanas y otros elementos. A ellos quiero expresarles mi más sincera gratitud, aunque por ahora por razones logísticas, tenemos concentrada la tarea con las compañeras y compañeros del Plan de Inclusión Social”.

El ministro se mostró muy emocionado por el trabajo: “Estamos pasando un momento muy delicado como país, donde todos tenemos que aportar desde nuestro lugar para salir adelante, es muy inspirador lo que realizan desde el Plan de Inclusión Social”.

Y agregó: “Así como ellas que trabajan desde sus hogares, quiero recordarles que este es un momento para quedarnos en casa, no para salir a pasear ni llevar a los chicos a la plaza, la única forma de frenar los contagios es quedándonos en nuestra casa”.

 

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Desarrollo Social.