El gobernador, Alberto Rodríguez Saá, explicó que los intendentes y las autoridades eclesiásticas coincidieron con la medida. Recordó, además, celebrar los oficios religiosos y las diferentes liturgias a puertas cerradas.

“Estamos de acuerdo con todos los intendentes en suspender, sin fecha, todas las fiestas patronales”, leyó durante el reporte en el octavo día de aislamiento social obligatorio.

La medida se extiende a todo el territorio provincial, en especial ante la preparación de las festividades en Villa de la Quebrada y Renca.

Asimismo, este viernes, el gobernador señaló: “Los oficios religiosos y la liturgia de Semana Santa deben hacerse a puertas cerradas. Hoy tuvimos una imagen que a todos nos emocionó. El Papa Francisco haciendo una bendición de Roma al mundo, ‘Urbi et orbi’, ejemplarmente solo. Para mostrarnos que él nos cuida y nos pide que nos cuidemos.  Esto debe traducirse en todas las iglesias y religiones”.

 

Nota y foto: ANSL.