El planeta y el satélite estarán tan cerca, el uno del otro, que el suceso podrá verse en cualquier parte del mundo y sin telescopios.

A partir de las 19:00 de este jueves, el cielo será protagonista del último evento astronómico de febrero: la conjunción (acercamiento) de la Luna y Venus. El suceso, también llamado “saludo celestial”, podrá observarse desde cualquier lugar del mundo, sin necesidad de tener telescopios. Así lo anunciaron desde el Parque Astronómico de La Punta (PALP).

Desde el PALP explicaron que ambos objetos estarán durante el atardecer hacia el oeste, pareciendo que están muy cerca, pero en realidad la Luna está a 405 mil kilómetros aproximadamente y Venus está a 135,6 millones de kilómetros.

Además el satélite natural alcanzará la fase cuarto creciente el 02 de marzo de 2020, es decir: el Sol iluminará el 50 por ciento de la cara visible de la Luna. Este fenómeno también es conocido como fase 3.

Nota y fotos: Prensa ULP.