Después de una semana de trabajo intenso y dos amistosos, el plantel de reserva del equipo de Mataderos llegó a su fin. Su director técnico, Ezequiel Giacaglia, agradeció la atención del Parque y expresó su intención de volver a repetir la experiencia.   

El viernes pasado, antes de que el plantel de reserva de Argentinos Juniors emprendiera su viaje de regreso, los chicos de la reserva de Nueva Chicago llegaron a La Pedrera. Si bien este último equipo debió adaptarse a las contingencias por los daños ocasionados debido al temporal, el cuerpo técnico calificó la estadía como “positiva”.

El primer amistoso lo jugaron el domingo pasado contra San José, el último equipo que ascendió a la primera de la Liga Villamercedina de Fútbol. Fueron dos partidos de dos tiempos de 30 minutos donde empataron 1 a 1 en el primer partido, con goles de Diego Reyes para San José y de Matías López para Nueva Chicago. El segundo partido fue favorable para Nueva Chicago, con dos goles de Tobías Braña. El miércoles, el partido se jugó en el “Osvaldo Centioni” contra los locales Jorge Newbery, donde también ganaron 2 a 0, con goles de Ivan Oliveira y Catriel Quinteros.

El técnico del equipo, Ezequiel Giacaglia, hizo un resumen de la pretemporada: “Fue una semana muy linda en la que realizamos la parte más fuerte de la pretemporada. Pudimos disfrutar y aprovechar todos los espacios que nos brinda La Pedrera, tanto en la residencias como en el Arena, la cancha de hockey con el sintético, la cancha auxiliar y hasta disfrutar de jugar un amistoso en el Estadio”.

Respecto al equipo agregó: “Sirvió para generar un lazo entre ellos, vivir día a día, el tener contención. Porque el fútbol no es sólo competir y jugar contra un rival para intentar ganar”.

Los jugadores se despidieron con el deseo de volver y agradecieron “el afecto que nos brindó cada empleado del Parque. Nos hicieron sentir como en casa. Ojalá que esta sea la primera vez de muchas y que el club pueda tener las puertas abiertas para regresar”.

Nota y fotos: Prensa Parque La Pedrera.