Con el objetivo de diagramar las acciones de asistencia más inmediatas para la localidad, durante la mañana de este miércoles la jefa de gabinete Natalia Zabala Chacur estuvo reunida en su despacho con el coordinador ministerial del Ministerio de Justicia, Seguridad, Gobierno y Culto, Luciano Anastasi; la ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos; el ministro de Desarrollo Social, Federico Berardo; el titular de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich; el titular de Educación, Andrés Dermechkoff; su par de Producción, Juan Lavandeira; el presidente de la Comisión Reguladora Provincial de la Energía Eléctrica, Gerardo González; el presidente de San Luis Agua, Patricio Calderón; y en representación del Ministerio de Salud, Laura Marín.

Al respecto, la jefa del Gabinete provincial, explicó: “Anoche cuando me comunicaron los factores climáticos que habían afectado a la zona de Buena Esperanza se activó el protocolo que corresponde en estos casos. Eran ráfagas de viento de gran magnitud que generaron daños en distintos sectores de la localidad. En primera instancia se trabajó con el Ministerio de Seguridad y San Luis Solidario para asistir a los damnificados. El hospital en ese momento era el único que contaba con grupo electrógeno y provisión de energía eléctrica. Porque producto de las ráfagas de viento se cayeron los postes que proveen electricidad”.

“Por ese motivo se hizo mucho hincapié en brindar energía eléctrica a través de grupos electrógenos. Por otra parte se contuvo a las familias con ayuda de la Municipalidad de la localidad. Tenían problemas de infraestructura en sus viviendas. En este momento según el último parte que hemos recibido luego de hablar con las autoridades de la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica y la empresa proveedora (EDESAL) ya se está trabajando para definir el tiempo estimado en que el servicio regrese a la normalidad”, detalló Zabala Chacur.

En línea con lo anterior, la jefa de Gabinete, sumó: “Hasta que retome el servicio eléctrico estamos brindando electricidad al hospital, además los equipos de trabajo están llegando a la planta potabilizadora de la zona para asegurar el suministro de agua potable, la Comisaría y la Municipalidad de Buena Esperanza. En principio esos serían los lugares donde estamos poniendo el foco de atención hasta que se normalice la provisión de electricidad. Eso en cuanto a mejorar el tema comunicación”.

Acerca de los relevamientos de los damnificados y los daños sufridos, la funcionaria informó: “Se ha relevado rápidamente a las familias que han sido más afectadas y colaboraremos con lo que el Ministerio de Desarrollo Social disponga en conjunto con la Municipalidad mientras se reparen los problemas en las viviendas. Hemos desarrollado un trabajo bastante rápido teniendo en cuenta que si bien había un alerta meteorológico, no podíamos dimensionar la magnitud de las ráfagas de viento que nos dejaron estas consecuencias”.

“Estamos actuando con el mayor de los esfuerzos entre el Gobierno provincial y el municipio. Es lamentable lo que le ha sucedido a la población del lugar, pero queremos llevarles tranquilidad porque estamos trabajando para que se normalice su cotidianidad dentro de unas horas. El problema principal es la falta de energía eléctrica, ya que sin ella los demás servicios no pueden funcionar correctamente, por eso centramos nuestra atención en solucionar ese inconveniente” finalizó le jefa de Gabinete.

Nota, foto y video: ANSL.