El flamante jefe de la Policía de San Luis, Darío Neira, hizo hincapié además en la planificación como clave para prevenir delitos y señaló que ya se encuentra abocado al Operativo Verano.

“Mi sello será mantener el personal policial en las calles puntanas, para prevenir de la mejor manera los hechos delictivos que puedan intentar cometerse. Siempre vamos a ejecutar planificaciones al servicio de la comunidad provincial con todos los recursos que disponemos. La planificación es fundamental para realizar nuestro trabajo de la mejor manera posible”, expresó Darío Neira, quien juró este viernes como jefe de la Policía ante el gobernador, Alberto Rodríguez Saá.

“Las calles de San Luis estarán teñidas de azul para defender a nuestros vecinos y así lo hacemos desde el primer día que llegué a la Jefatura. Vamos a analizar si es necesario realizar algunos cambios en la cúpula mayor. Vamos a trabajar fuertemente para que nuestra gente pueda tener en estas fiestas de fin de año, mucha unión y paz”, remarcó la nueva autoridad al frente de la institución, que este 31 de octubre cumplió 161 años.

Asimismo, tras el acto realizado en la Jefatura Central, a las 11:00, Neira adelantó: “Durante estos meses le pondremos mucha atención al Operativo Verano. Estamos en permanente contacto y coordinación con los jefes de las diferentes unidades regionales para diagramar acciones conjuntas de cara a esta temporada”.