Lleva un 30 % de avance y estiman que su inauguración podría concretarse a fines de enero. La institución comenzó a funcionar este año y requería mejorar y ampliar sus instalaciones. El diseño está pensado para contener a unos 120 alumnos, entre niños y jóvenes, con sus respectivos coordinadores. La inversión por parte del Gobierno provincial es de aproximadamente 9 millones 300 mil pesos.

En cuanto a las acciones que se efectúan en el lugar, Amalia Saá, funcionaria del Programa Grandes Obras de Arquitectura, contó que “ya se realizaron tareas de impermeabilización en las tribunas del estadio. Es en la parte inferior de esa área donde funcionará la escuela. También se realizan trabajos de colocación de elementos de carpintería, cielorraso. Ya están hechas las instalaciones eléctricas, de cloacas y wifi”.

Saá explicó que “la idea siempre fue aprovechar una zona históricamente abandonada dentro del predio, que era una especie de depósito. Allí se armarán los espacios de aprendizaje flexibles característicos de las escuelas generativas con pizarrones, muebles, donde se ubicarán los alumnos. Tendrá sanitarios para los estudiantes. Además, habrá un área docente con sanitarios para ellos, oficinas, dirección y sala de reuniones”.

“En el exterior habrá un patio con un estilo similar al de una plaza destinado al esparcimiento de los chicos”, sumó la funcionaria.

Es oportuno agregar que la obra para la escuela generativa consta también de la construcción de la vereda de acceso exterior, marquesina de acceso y frente vidriado; puesta en valor de la fachada; reparación de revoques interiores, capas aisladoras completas; cielorraso con diseños de colores sectorizando las áreas; pintura interior y exterior completa; colocación de carpintería de aluminio y vidrio DVH; instalación eléctrica completa; colocación de medidor independiente para la escuela; iluminación interior y exterior completa tipo LED; provisión de elementos de control solar (parasoles, toldos, etc.) y climatización.

Nota: Alfredo Torres

Foto central: Damián Ponce

Video y edición: Fernando Testi