Hace menos de dos meses el Hospital San Luis abrió las puertas del consultorio del Programa de Cirugía Bariátrica, dependiente del Gobierno de San Luis, y su equipo ya tiene el balance inicial.

“Esta idea surgió cuando pensamos que era un tema que no tenía contención en nuestra provincia. Y nos imaginamos que iba a despertar interés. En un mes vimos cómo la gente se interesó y otras muchas esperan por su consulta”, dijo Raúl Coria, uno de los médicos que lleva adelante el ambicioso proyecto que ya tiene 30 pacientes en la segunda etapa del programa.

“En el primer mes atendimos 30 pacientes, les hicimos la evaluación inicial y esta semana arrancaron su segunda consulta. Ahora sólo resta las evaluaciones en cada caso particular para definir quiénes entran o no al programa de cirugía bariátrica, para luego iniciar el tratamiento y posterior operación”, agregó Coria.

En septiembre y lo que va de octubre se realizaron las primeras consultas. A todos se les pide una batería de estudios y los profesionales evalúan si reúnen las condiciones para una cirugía bariátrica.

“Estimamos que entre el 80 y 85% de los pacientes de esta primera tanda va a ingresar al programa. El resto van a tener indicaciones para ser contenidos, en otro programa que no es quirúrgico”, sostuvo el profesional.

Este plan estratégico impulsado por el Gobierno de San Luis es para personas sin obra social, ya que en Argentina, por ley, las obras sociales tienen que hacerse cargo de estas patologías.

“Sabemos por estadísticas que atendimos pacientes de San Luis, Villa Mercedes y del interior. Los turnos están dados de igual manera para todas partes. Tenemos pacientes de Nueva Galia, Concarán y Unión, por ejemplo. Cada rincón de la provincia tiene acceso a este programa a partir de sus hospitales o centros de salud de los pueblos”, dijo.

Con respecto al balance, Coria indicó: “Fue totalmente positivo, los pacientes acudieron a turnos y fueron derivados a sus distintos estudios. El mismo día los 4 especialistas ven al paciente que llega a las 8 y a las 12 ya se va con todos los estudios hechos. Esta agilidad beneficia sobre todo a la gente del interior para que no tenga que venir varias veces. Ya sabemos también que los turnos de noviembre y diciembre están colmados, por lo que estamos felices por el acogimiento que tuvo el programa en los puntanos”.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Salud.