En la mañana de este viernes, el ministro de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich, acompañado por Diego Canta, jefe del Programa Infraestructura Escolar, inspeccionó los trabajos desplegados en la institución que está situada en el barrio 544 Viviendas de la ciudad de San Luis, los cuales incluyen mejoras en los baños, pintura interior y exterior, y solución a problemas de humedad. Vale mencionar que las obras no afectan el cursado normal de las clases.

Tomasevich informó que en el lugar “se realizan trabajos de mantenimiento edilicio como en el resto de las instituciones. A la fecha llevamos 700 intervenciones. Este es un edificio grande, con muchísimos alumnos, por eso lo teníamos como prioridad. Actualmente las tareas se enfocan en lo que es pintura, arreglos en los baños y otras cosas que nos han solicitado. El gobernador quería esto, que Infraestructura Escolar tenga buen diálogo y cercanía con las escuelas además de brindarles soluciones lo más rápido posible dentro de todo el territorio provincial. El establecimiento está bien cuidado, limpio”.

En ese sentido, el funcionario explicó que “las obras de mantenimiento en este caso son lógicas y necesarias por el paso del tiempo, pero no hay un deterioro como se ve en otros edificios. Les agradecemos a los chicos de las cuadrillas porque trabajan con muy buen ritmo. En los próximos días finalizaremos las tareas”.

Asimismo, el titular de Obras Públicas e Infraestructura, señaló: “Próximamente tenemos previsto repasar todo lo que es circuito de calefacción y calderas en las distintas escuelas para que el año que viene puedan arrancar sus actividades en tiempo y forma. Desde hace dos años, tratamos de realizar un mantenimiento preventivo en lugar de tener que correr detrás de las urgencias. Ese era un objetivo primordial”.

Luego de acompañar al ministro en su recorrido por los diferentes espacios donde personal de Infraestructura Escolar desarrolla las acciones requeridas, María del Carmen Díaz, directora de la institución, comentó sus sensaciones: “Estoy hace poco tiempo al frente de la dirección. Hace muchos años que trabajo acá. Fui preceptora, profesora, secretaria y ahora directora. Conozco muy bien la escuela. Estoy muy feliz con los trabajos que se realizan. Tenemos 1200 alumnos entre los tres niveles (inicial, primario y secundario) y los dos turnos, mañana y tarde”.

“Necesitamos optimizar el sistema de calefacción, arreglos en los baños, tenemos algunos problemas de humedad, pero estamos felices porque pronto esas cuestiones se van a terminar de solucionar”, describió Díaz.

Nota: Alfredo Torres

Fotos: Damián Ponce

Video y edición: Guillermo Ramón