En 9 meses de 2019 ya se acumula un 37,7% de aumento generalizado en los precios. Quedando aún un trimestre se estima que este año la inflación será superior a la de 2018 que fue de 47,6%.

El INDEC dio a conocer la inflación oficial. Septiembre 5,9%, la más alta de los últimos doce meses. Acumulada anual, 37,7%. Interanual (12 meses) 53,5%.

Las regiones que más padecieron el incremento de los precios fueron la noreste y la pampeana, que se ubicaron por encima de la media. Los precios regulados subieron menos de la mitad de los bienes que son influenciados por la estacionalidad. Los bienes incrementaron casi el doble que el de los servicios.

Por ejemplo, un joven de 27 años, finalizó 2018, con la inflación más alta de su vida y a fines de este año, obtendrá un nuevo record. Cuando se nos dice que el promedio de los últimos 80 años es de 60%, se están incorporando al cálculo las hiperinflaciones de Alfonsín y Menem, eran inflaciones anuales de 4 cifras. Se busca acallar el dato de que estamos viviendo la inflación más alta de un cuarto de siglo.

¿Qué pasó con los productos a los que se les eliminó el IVA? Luego de publicado el IPC, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, dijo que la quita del IVA para algunos productos de la canasta alimentaria “amortiguó la suba de los precios de alimentos”. En septiembre la general fue de 5,9% y la de alimentos 5,7%, una mínima amortiguación. El cuadro 20 del informe del INDEC, que muestra variaciones mensuales de productos, nos informa que el pan francés, subió un 7%, que el pan de mesa 14%, que las galletas dulces sin relleno un 10%, las galletas de agua 7,5 y la harina un 6,4%. Estos farináceos, base de la pirámide alimentaria, subieron bastante más que la inflación general y que el promedio de suba en alimentos.

En lo que se refiere a frutas y verduras, fuertemente impactadas por la estacionalidad, llama la atención las subas y bajas extremas en un solo mes. Zapallo y cebolla, subieron en promedio sus precios un 40 % y 24% respectivamente, la lechuga bajó un 19%. Mientras el kilogramo de bananas subió un 18,5%, el de naranjas bajo 1%. Antojarse los productos que no son de estación es caro.

Respecto de las carnes, llama la atención que salvo el pollo entero que tuvo una fuerte suba del 14,3% las de origen vacuno mostraron subas por debajo del promedio las que no tienen elaboración. Pues las hamburguesas congeladas crecieron un 11%, el salame un 10%, las salchichas tipo viena un 10,6%.

Los especialistas creen que en los próximos meses tendremos inflaciones mensuales que no bajarán del 3%. Este índice que para nosotros es mensual, es parecido al promedio anual de los países europeos.

Este es uno de los índices que los ciudadanos sufrimos a diario y que nos preocupa cotidianamente.