Estudiantes y docentes de la Escuela Nº 51 “Maestro Faustino Segundo Mendoza” construyeron un caloventor solar con material reciclado, el cual fue destacado por su abordaje interdisciplinario y el impacto socioeducativo.

Estudiantes y docentes que forman y formaron parte del proyecto.

Estudiantes y docentes que forman y formaron parte del proyecto.

Cuando las ganas de aprender, la solidaridad, el compromiso y la empatía van de la mano, se pueden lograr grandes cosas. Como parte de un proyecto interdisciplinario, estudiantes de nivel secundario y docentes de la Escuela N° 51 “Maestro Faustino Segundo Mendoza” del barrio Eva Perón de la ciudad de San Luis, construyeron caloventores solares con materiales reciclados, con el objetivo de contar con nuevos métodos de aprendizaje y crear una alternativa a la calefacción en los hogares.

El proyecto, llamado “Climatisol”, tuvo destacadas participaciones en distintas instancias de la Feria de Ciencias organizadas por el Ministerio de Educación de la Provincia. Además, en el marco del Plan de Mejora Institucional (PMI), fue seleccionado por la Dirección Nacional de Planeamiento de Políticas Educativas por su abordaje interdisciplinario y su impacto socioeducativo. Este reconocimiento implica la difusión del trabajo en otras escuelas del país.

En ese sentido, el jefe del Subprograma Nivel Secundario, David Gatica; la directora de la escuela, Claudia Ochoa; y los docentes Hugo Aragoita y Juan Vigil, recibieron a un equipo del organismo nacional, quienes visitaron la institución educativa para conocer en detalle el proyecto mediante entrevistas a las y los protagonistas.

El profesor de Física, Hugo Aragoita, contó que la iniciativa comenzó en 2017 para estudiantes de 5° año como un proyecto sociocomunitario. “Esto no fue un invento, pero lo adaptamos para buscar nuevas metodologías en la enseñanza de la Física. Queremos que esto sea accesible para todos, incluso tenemos pensado brindar talleres sobre el armado y la instalación de los caloventores”, indicó. Además destacó que hay chicas y chicos que pasaron de año, pero igual pidieron continuar en el proyecto.

Por su parte, el profesor de Política y Ciudadanía, Juan Vigil, manifestó: “Es un proyecto al que le vimos la parte sociocomunitaria, fundamentalmente por el lado de la solidaridad con el entorno de los chicos. Ellos averiguaron qué problemática social había en su barrio y encontraron dificultades con la calefacción en algunas casas. Ese fue el punto de partida para buscar una alternativa a la calefacción y trabajar la solidaridad como valor fundamental en la democracia. Trabajaron muy entusiasmados y comprometidos en el proyecto”.

La alumna Antonella Barrios, quien formó parte del proyecto, dijo: “Es una experiencia muy linda porque trabajamos con las dos materias a la vez. Además es hermoso por la ayuda que se puede brindar con esto”. En tanto, su compañero Mayco Rosales indicó: “Es muy bueno porque con esto se puede ayudar a la gente; y por otra parte porque todo lo que nos enseñaron en clases lo aplicamos en este proyecto y aprendimos más rápido”.

A su vez, la directora de la escuela, Claudia Ochoa, se refirió a la importancia de este tipo de acciones ya que promueven, entre otras cosas, la terminalidad del secundario, y en ese sentido expresó: “Para nosotros es un gran reconocimiento a la tarea que hacemos. Nosotros trabajamos para que la secundaria tenga un sentido para los chicos, ya que trae muchos beneficios para su futuro. Son cosas que nos ponen muy orgullosos y esto quiere decir que vamos por buen camino”.

Asimismo, la referente de la Dirección Nacional de Planeamiento de Políticas Educativas, Jorgelina Raschia, explicó: “En el marco del Plan de Mejora Institucional elegimos proyectos que nos parecieron interesantes por el abordaje interdisciplinario. La idea fue seleccionar algunas buenas prácticas que después sirvan para transmitirlas a otras instituciones y en diferentes provincias. En ese sentido se seleccionó este proyecto de San Luis, uno de Mendoza, uno de provincia de Buenos Aires, uno de Salta y uno de Entre Ríos”.

Por último, el jefe del Subprograma Nivel Secundario del Ministerio de Educación de la Provincia, David Gatica, sostuvo: “Nos sentimos muy orgullosos por este trabajo que denota el compromiso y el seguimiento de la institución educativa, y por supuesto destacamos la participación del equipo directivo, docentes, alumnos y la comunidad. Este tipo de propuestas pedagógicas son muy importantes para cada estudiante del nivel secundario”.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Educación.