En el predio se integraron de manera sobresaliente los colores, sabores, valores y las más atractivas tradiciones de unas treinta agrupaciones que residen en el territorio provincial y que participaron de la iniciativa impulsada por el Gobierno de San Luis, a través del Ministerio de Turismo y Parques. Fue una excelente oportunidad para conocer y descubrir todo lo que caracteriza a su gastronomía, su arte, su música y su identidad cultural.

El ministro Sergio Tamayo en su recorrido por los diferentes stands del festival.

Cuba, Alemania, Colombia, Bélgica, Venezuela, Brasil, Chile, Perú, Ucrania, Bolivia, México, Siria, España, Turquía y Francia son varios de los países que estuvieron representados por sus colectividades en este evento.

Una gran cantidad de público participó del recorrido por cada uno de los stands característicos de este festival. Hubo degustación y comercialización de platos típicos en los diferentes puestos de las colectividades participantes, exposición de vestimentas tradicionales, decoración alusiva, fotografías y artesanías y una amplia grilla de espectáculos artísticos y musicales.

La jornada comenzó al mediodía y se extendió hasta las 20:00. Los presentes pudieron dar una vuelta por el mundo en el Parque de las Naciones y vivir en familia o con amigos un domingo diferente.

Participó del evento el ministro de Turismo y Parques, Sergio Tamayo, quien recorrió y visitó los diferentes stands, recibió agradecimientos, elogios y felicitaciones de los integrantes de las comunidades extranjeras por la realización de esta fiesta que celebra la integración y el intercambio cultural. Además, tuvo una interacción muy cálida con los vecinos que se acercaban a saludarlo.

Sobre este acontecimiento, Tamayo destacó: “Empezamos hace unos cinco meses con el equipo de Turismo y Parques a realizar este festival y la verdad es que sigue creciendo cada vez más. Estamos muy contentos y conformes con los resultados. Es muy importante poder convivir y relacionarnos de forma afectuosa con las colectividades que residen en la provincia. Buscamos que los parques se transformen en lugares donde la familia entera pueda disfrutar de actividades variadas y muy atractivas”.

Según lo informado por los organizadores, esta vez participaron unas 32 colectividades, ya que se sumaron nuevas como la gente de Moldavia, Irán, la comunidad gitana, también participó la colectividad japonesa de Río Cuarto que vino a la provincia especialmente para este festival.

Dixon Figueroa es oriundo de Venezuela, y consultado acerca de la participación de su colectividad en esta edición, describió: “Estamos muy contentos porque ha venido muchísima gente. Hemos tenido muy buenas ventas de nuestros productos. Agradecemos el esfuerzo del ministro Sergio Tamayo por hacer este festival. Cada edición supera las expectativas. Hoy hemos traído nuestra arepa que es infaltable en la mesa venezolana, empanadas típicas, la jaca que es una comida muy usual en época navideña, algunas bebidas tradicionales como la tizana, el papelón de limón. En cuanto a la recepción, los puntanos son muy amables y atentos, se muestran muy interesados por nuestra gastronomía. Eso nos impulsa a seguir creciendo”.

Alejandra Flores integra la colectividad española y comentó: “Estamos acá representando a la Madre Patria España. Todas somos compañeras en el instituto Al Alandalus que funciona en el Centro Cultural Puente Blanco. Vinimos con nuestras bailarinas. Expusimos algunos platos típicos como la tarta gallega. También vinimos con abanicos, mostramos nuestra vestimenta, hicimos un número artístico con castañuelas. La gente nos pregunta mucho sobre nuestra gastronomía”.

Sandra Castillo es una de las representantes de la comunidad gitana que participó por primera vez en el festival. Sobre ese punto, expresó: “Esto es histórico, porque es la primera vez que los gitanos nos sumamos a un evento como este en Argentina. Nos han dado una hermosa bienvenida. Gracias a esto nos integramos y nos conocemos mejor. Queremos que conozcan lo que comemos, nuestra ropa, nuestros bailes, que sepan como somos. Trajimos el té gitano con canela y frutas, para nosotros es un ritual recibir con este té y darle la bienvenida a quien viene a nuestra casa. Tambien preparamos una torta gitana. El momento más lindo de esta tarde para nosotros fue poder presentar nuestra bandera acá en San Luis junto a Sergio Tamayo, para nosotros eso fue un honor”.

Nota: Alfredo Torres.
Fotos: Jesica Flandes.
Video y edición: Fernando Testi.