Casi en paralelo a la Cumbre sobre Acción Climática que se desarrolló en la sede de la ONU en Nueva York, San Luis y otros trece distritos reunidos en la Liga de Provincias Frente al Cambio Climático presentaron un documento de seis puntos básicos con el objetivo de alcanzar un cambio en la política ambiental nacional, denominado “Bases para una nueva política federal de cambio climático”.

La participación sanluiseña se dio a través de la firma de la secretaria de Medio Ambiente, Natalia Spinuzza. El documento –que encuadran en la Convención Marco de Naciones Unidas contra el Cambio Climático, el Protocolo de Kioto y el Acuerdo de París– exige mayor ambición en la lucha contra el cambio climático y coincide con la encíclica “Laudato Sí” del Papa Francisco, y establece la urgente necesidad de una transición hacia una economía limpia “con justicia social y defensa de los derechos humanos” con gobiernos provinciales y municipios como protagonistas.

Los secretarios de Medio Ambiente firmantes fueron los de La Pampa, Entre Ríos, Tierra del Fuego, Tucumán, Córdoba, Santiago del Estero, Santa Cruz, La Rioja y San Luis, entre otras.

A su vez, el documento presenta un análisis de la realidad con varios puntos en los que marcan el rumbo al futuro Gobierno nacional de Argentina. “El nuevo gobierno deberá promover un Pacto Federal Ambiental de Desarrollo entre Nación, provincias, municipios y los actores económicos y sociales”, indica la carta.

El primer punto de la propuesta de las trece provincias establece una ambición importante, el cambio urgente del cuidado del medioambiente “en el desarrollo de las industrias vinculadas a la energía, agroindustria, transporte y obras públicas”.

Luego de la firma del Acuerdo de París en 2015, el gobierno de Cambiemos hizo poco y nada por respetar ese compromiso. A punto tal que la joven ambientalista Greta Thunberg, en la ONU, denunció a la Argentina (más Brasil, Francia, Alemania y Turquía) ante Unicef por incumplir las metas a las que se comprometió en 2015 y vulnerar la salud de los niños.

La migración de un esquema energético sucio a uno limpio figura en el documento de las provincias. Otro de los puntos plantea el fortalecimiento de la Ley de Bosques. En tanto que el punto cinco plantea la modificación del proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos sobre Cambio Climático (actualmente en la Cámara de Diputados de la Nación).

Básicamente las provincias reclaman que la norma tenga un presupuesto asignado que contemple “un fondo que garantice la elaboración y ejecución de los planes locales de mitigación y adaptación”.

Bases para una nueva política federal de cambio climático