Fue un encuentro que se realizó con equipos formados por tres deportistas, reservado para categorías menores de entre 4 y 14 años. Una jornada plena de artes marciales y familia.

El encuentro TK3 de Taekwondo pasó con éxito por el Campus Abierto de la ULP. Estuvieron en acción niñas y niños de entre 4 y 14 años, de categorías mini, preinfantil, infantil y cadetes; que participaron en equipos masculinos, femeninos y mixtos formados por tres deportistas. La actividad reunió a los pequeños en equipos que tuvieron nombres de fantasía para ser identificados.

Los combates fueron a dos rounds de tres minutos cada uno, con un minuto de descanso. En caso de empate, definieron con punto de oro en un tercer round.

“Es novedoso, el primero que tenemos desde que asumimos”, contó la secretaria del Campus, Juliana Menéndez, y explicó: “Es una modalidad diferente dentro de este deporte, y estamos súper entusiasmados, está toda la Federación de Taekwondo presente, organizando el evento junto a nuestra profesora Neda Romero, que es quien tiene a cargo el encuentro”.

La profesora Neda comentó la modalidad: “Se presentan los dos equipos enumerados del 1 al 3 por peso, del más livianito al más pesado. Lo que tratamos de hacer con estos encuentros es acercar a los chicos al reglamento de competencia, más allá de que este TK3 es adaptado porque es para niños, donde se trabaja el golpe en la pechera pero también el contacto en el cabezal, cosa que por lo general se trabaja de cadete para arriba”.

Fue un sábado pleno de deporte y familia en el “Arturo Rodríguez Jurado”. Hubo reconocimiento para todos y distinciones para los mejores de cada categoría.

La escuela de taekwondo crece desde el Campus y en esta oportunidad, como anfitrión, fue sede de este encuentro por equipos que despertó las emociones de chicos y grandes.

 

Nota, fotos y video: Prensa ULP.