Blancos, negros y multicolores, con forma de aves, de estrellas, cuadrados y rectangulares; muy variados fueron los barriletes que este sábado se elevaron al cielo de Villa Mercedes durante el encuentro organizado en los Espejos de Agua sobre el río Quinto.


Grupos de amigos y familias completas acudieron al predio, ubicado junto al Parque Costanera, donde participaron de la divertida propuesta que entusiasmó a chicos y grandes, que incluyó clases de confección de cometas y premios a los más creativos.

El pronóstico climatológico no se equivocó, pues la jornada fue cálida y soleada. Aunque fue mezquino con el viento, los participantes aprovecharon cada momento de brisa para remontar sus barriletes.