El joven grupo mercedino se animó a grabar 13 canciones, que pronto saldrán a la luz, en los estudios mayores de la institución musical.

Los une el amor, el compromiso con los compañeros y con Latinoamérica, la pasión por la música y la forma de ver el mundo. Elipses es una banda muy joven de la ciudad, pero eso no los impidió asumir la responsabilidad para con la música. “Tango”, vocalista del quinteto, comentó: “Cada partecita se fue uniendo en su tiempo y espacio, nos conocíamos de diferentes lados”.

La banda está compuesta por Federico Echave en teclados, “Tango” en voz, Santiago Pérez en batería y vibráfono, Silver Cardona en bajo eléctrico y guitarra y “Kury” Cortez en guitarra eléctrica y acústica. “Nos encontramos en un grupo donde nos unen muchas más cosas que lo estrictamente musical, un pensamiento, ideas, una lucha, donde vemos al arte no solo como una cuestión de contemplación estética”, agregó el tecladista.

La joven banda se animó a empezar con todo. Grabaron 13 temas en los estudios más grandes de Latinoamérica con “Celia” como técnica de la Casa de la Música. Además de tener sus propias composiciones, han sabido re-apropiarse de letras de poetas y escritores como Oscar Sosa Ríos, Vanesa Cuello, Marianela Saavedra y José Martí.

En lo que respecta a lo musical, los cinco tienen una formación en el rock, pero supieron buscar otros caminos y conjugar diversos estilos, como el folclore, el candombe, la chacarera, la vidala, el tinku boliviano, fusiones que tienen de fondo una sonoridad electrónica.

Aprovecharon la oportunidad y el espacio para invitar a varios artistas y músicos amigos, que le supieron aportar sus colores a las canciones, como “Nailé” en voz, Romina Echeverria en flauta traversa, Bruno Donosso en charango, vientos andinos y ronroco, Gastón Velázquez en guitarra eléctrica, Celia Zenarruza en coros y Las Violetas en percusión y coros.

Llegaron a los estudios por insistencia y perseverancia de amigos que querían escucharlos y llevarlos a otros lados. Estando en Casa de la Música, los músicos dijeron: “Poder contar con estas instalaciones tremendas y estas cuestiones técnicas está buenísimo. Es un espacio hermoso, y que se brinde la posibilidad a cualquier artista que tenga ganas de grabar su material”, y concluyeron “Estamos muy contentos, agradecidos a la Casa de la Música y felices de este proceso”.

 

Nota y fotos: Prensa Casa de la Música.