La Dirección de Obra Social del Estado Provincial inicia un proceso de despapelización, con una fuerte conciencia ambiental. La iniciativa, además de tener un compromiso con las políticas de San Luis de cuidado del medioambiente, busca generar la disminución del uso del papel.

Con el propósito de lograr beneficios como la optimización del espacio físico, la clasificación y almacenamiento de la documentación histórica, la dinamización de los procedimientos administrativos a través del proceso de digitalización que atraviesa DOSEP y el cuidado del ambiente, a través de un uso responsable del recurso del papel que será exclusivamente -a partir de agosto- reciclado, generando así un entorno más saludable en las tareas diarias de los trabajadores de la obra social.

Además la despapelización de la obra social tendrá un fin de economía circular solidaria, ya que todos los residuos de papel serán donados a la Fundación Garrahan para su reciclado, donde a través de su Programa “Va por los Pibes” procesan las donaciones transformándolas en materia prima con las que luego fabrican distintos productos que son comercializados por la Fundación para el funcionamiento y sostén de la Casa Garrahan, la compra y reparación de equipamiento de alta complejidad para el Hospital Garrahan, la adquisición de insumos, etc. Vale destacar que es ese hospital de alta complejidad de Buenos Aires donde muchos de nuestros niños con patologías severas reciben tratamiento.

Para tener en cuenta

Para fabricar 1 tonelada de papel se necesitan:

– 7.000 kilovatios por hora.

– Talar 15 árboles.

– Entre 150.000 a 200.000 litros de agua.

Con un árbol se hacen 22 resmas de papel.

La industria del papel es la quinta industria mundial de consumo de energía.

Nota y fotos: Prensa DOSEP.