Más autopistas, agua para el sureste provincial, protección del medio ambiente con planes de forestación, y restitución de tierras a las comunidades originarias, que potenciará el turismo. Plan estratégico de desarrollo productivo.

Ayer, en Rosario, ciudad donde se encuentra el monumento nacional al máximo símbolo patrio, la bandera, el precandidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, firmó un acuerdo federal con 12 gobernadores.

Contiene un acuerdo marco federal y uno específico por cada provincia. Los puntos centrales y comunes, son crear una mesa de trabajo permanente con reuniones periódicas entre las provincias y el Gobierno nacional, con la idea de que el federalismo se construye de modo ascendente. Otro punto, es una mirada común que apuesta a la producción y el desarrollo como generadores de trabajo, en oposición a la especulación financiera. Finalmente, generar un plan estratégico a largo plazo, basado en la ciencia y tecnología que potencie el desarrollo productivo de cada provincia y región.

En lo que se refiere específicamente a San Luis, el acuerdo prevé que la Nación pagará a la Provincia lo adeudado por el juicio que tiene sentencia de la CSJN. Buscar la forma que restituir a los Huarpes sus tierras. La importancia para la provincia es relevante para el tema turístico y conservación del medio ambiente. En la misma sintonía se convino que se destinarán fondos para remediar las consecuencias de la deforestación. Para el campo y su actividad agrícola-ganadera se prevé la construcción de acueductos u obras similares que provean y abastezcan de agua a la zona sureste de la provincia. Finalmente, más autopistas para conectarse con las provincias vecinas.

Si el próximo presidente de Argentina es Alberto Fernández, se conoce cuáles serán los beneficios para San Luis. Están escritos y firmados.

¿Conoce usted cuales serían los beneficios para la provincia, si el actual presidente es reelecto?