El ciclo de actividades recreativas “Vacaciones en el Molino” se despidió de la temporada con alegría, música, payasos y la obra nacional preferida de los niños.

Un día despejado con clima cálido recibió a los cientos de niños y familias en el centro cultural para despedir el ciclo “Vacaciones en el Molino”. Las dos funciones que se desarrollaron el domingo por la tarde contaron con la participación del “DivertiMóvil”; también el divertido show del payaso Alexander, quien jugó con el público e hizo reír a niños y adultos con su astucia; finalmente, el esperado espectáculo de la obra nacional que más público convoca, “La Vaca Lola”, que con canciones, bailes, suspenso y alegría otorgó una enorme cuota de felicidad a las familias.

Los jóvenes y profesores que llevan adelante el “DivertiMóvil” participaron de todas las actividades desarrolladas durante las dos últimas semanas. Uno de ellos comentó sobre la experiencia “Estamos muy felices, fueron dos semanas repletas de actividades; desde lo que es la colonia, los profesores teníamos el objetivo de promover la integración, la inclusión de todos los niños y que se vayan a sus casas totalmente felices y, por sobre todo, quisimos transmitir la importancia de los valores; el compañerismo y la solidaridad que es tan importante para el crecimiento de los niños”.

Las familias que acompañaron el ciclo no quisieron perderse la gran despedida que preparó el Molino con las funciones de la tan aclamada obra nacional. Tanto el sábado en el SUM del barrio Eva Perón, como el domingo en el teatro del Molino Fénix, padres, madres e hijos aprovecharon las jornadas para compartir una experiencia única.

“Vine con mi hija de 2 años a pasar un día especial.  La pasamos muy lindo, la nena estaba re contenta, cantó, bailó, así que estamos muy agradecidas por esto que hicieron, particularmente para los niños, los más chicos, los que estuvieron de vacaciones”, dijo Micaela, una de las mamás que asistió el domingo.

“Vacaciones en el Molino” fue una propuesta del complejo cultural para que los niños de toda la ciudad pudieran disfrutar de diversas actividades recreativas totalmente gratuitas y aprovechan el receso invernal para distenderse.

De la mano del Gobierno provincial, se logró concretar una experiencia totalmente inclusiva, pensada especialmente para los niños pero abierta a toda la familia, con actividades, shows y grandes personajes invitados. De este modo, el Molino Fénix despidió con alegría y muchos festejos una temporada sumamente exitosa.