La actividad  se desarrolló en la Estación de Piscicultura con el objetivo de fortalecer el recurso de la pesca deportiva como actividad recreativa.

Los alevines son puestos a cultivar en piletas acondicionadas con entre 8 ° y 10 °C.

Los alevinos son puestos a cultivar en piletas acondicionadas con entre 8 y 10 °C.

El pasado martes en la mañana se realizó la clasificación y desove de truchas en el establecimiento de Piscicultura, ubicado en la localidad de La Florida. La actividad, que cuenta con distintas etapas, se realiza todos los años entre mayo y agosto, y tiene como fin intervenir en el proceso natural de reproducción, generando alevinos para la siembra de los juveniles en distintos puntos de la provincia.

Patricia Lagos, integrante del equipo técnico de la estación, comentó que “se dispone de 250 ejemplares de reproductores entre machos y hembras, y de estas últimas se pueden llegar a obtener más de cinco mil ovas aproximadamente”.

El proceso comienza una vez extraídas las ovas de la hembra, para luego ser llevadas a las piletas de incubación con las que cuenta el establecimiento. En esta etapa se aíslan y se esperan 30 días para su nacimiento.

Asimismo, el equipo técnico destacó que “una vez que han adquirido un tamaño y nivel de desarrollo suficiente, se siembran en cursos de agua, ríos y diques de San Luis”.

El traslado se realiza en bolsas especiales con oxígeno, y al resguardo de la temperatura y la luz solar directa. Al llegar al punto de siembra, las bolsas son ubicadas en el lecho de un lugar de agua tranquila para que se genere el intercambio térmico, y los peces salgan por sus medios.

En relación a esta iniciativa, desde la cartera ambiental se informó que en el próximo año se estipula sembrar los  ríos Virorco, Las Águilas, Río Grande (Valle de Pancanta), Río Grande y Río Turbio.

 

Nota y foto: Prensa Secretaría de Medio Ambiente.