Estas dos actividades se desarrollaron desde el miércoles y hasta el domingo en el “Arturo Rodríguez Jurado”, con los deportistas preseleccionados que sueñan con llegar a los Juegos Olímpicos de la Juventud.

El “Proyecto Dakar 2022” tuvo esta semana importantes actividades en el Campus Abierto ULP, donde los preseleccionados de todo el país, de levantamiento olímpico y taekwondo, se preparan camino a los Juegos Olímpicos de la Juventud.

La jefa del Programa de Desarrollo Deportivo del Campus ULP, Yamir García López, comentó: “Es un proyecto muy interesante del ENARD, con la provincia. Es el seguimiento de todos los chicos que van a participar en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Hoy estamos con una competencia con todo lo que es la reglamentación de chalecos electrónicos en taekwondo, y en levantamiento olímpico también, los chicos tienen que competir y medirse”.

La licenciada en cultura física indicó que “esto lleva un proceso de selección, después ellos ya tienen un pre equipo establecido para seguirlos, evaluarlos, vigilar sus entrenamientos y ver cómo van creciendo. Es muy interesante y somos afortunados de tenerlo acá. El taekwondo ya tiene el segundo campus de entrenamiento en la ULP (el primero fue en febrero), y de levantamiento creo que nos van a volver a elegir, porque en el Campus nuestra secretaria Juliana Menéndez tiene la puertas abiertas, y ese es el objetivo de ella, que el deporte de San Luis crezca, y qué mejor que permitir que eventos de carácter nacional e internacional se hagan acá”.

El pequeño Juan Ignacio Buzano, taekwondista de Córdoba, dijo que “este lugar es muy lindo, está muy bien preparado, el servicio también. Básicamente todo es muy bueno acá”.

En esa línea opinó la entrenadora cordobesa Nahir Arbach: “Esto es impresionante, una gran experiencia para los chicos y el lugar es espléndido, está muy bien equipado, muy bien preparado, hemos venido otras veces y es una gran posibilidad para los chicos de poder entrenar como se debe”.

El entrenador de la Selección Argentina de levantamiento olímpico, Ariel De Cándido, indicó: “Este es el primer campus a nivel nacional, por suerte contamos con atletas de todo el país, desde Tucumán, Río Negro, San Juan, Chaco, Corrientes, Misiones, Buenos Aires, Chubut y San Luis, estamos muy contentos con la convocatoria”.

El DT del seleccionado argentino juvenil de taekwondo, Giovanni Baeza, explicó la modalidad de puntuación que practicaron los jóvenes: “Se hace con sistema electrónico, protector de pectoral y cabezal. Los chicos tienen en sus pies una empeinera que tiene sensores y al hacer contacto en el protector o en el cabezal saltan los puntos automáticamente en una pantalla. De acuerdo al peso y a la categoría tienen que pegar un poco más fuerte, y en la cabeza solo con tocar se hacen puntos. Es bastante saludable para que los niños no se lastimen y jueguen más que golpearse. En esta edad (12 a 15 años) lo que buscamos es la habilidad para hacer técnicas complejas, el carácter y la determinación de tratar de hacer algo diferente”.

El oro olímpico en taekwondo en Londres 2012, Sebastián Crismanich, indicó: “La cabeza es tanto o más importante que el físico. Físicamente entrenado al ciento por ciento, pero mentalmente no, podemos causar un fracaso en un proceso o en una competencia; pero si estamos mentalmente al ciento por ciento, aunque estemos en un 50 por ciento en lo físico, uno puede tener un buen proceso o torneo. Le doy mucha importancia a la parte psicológica, a la preparación mental, a las habilidades que uno tenga como estratega, como atleta en poder analizar a los rivales y sobre todo analizarse a uno, saber las virtudes y debilidades. Muchos no apuntan ahí, lo hacen más a lo físico y es importante atacar ésa área que va a marcar la diferencia”.

Crismanich remarcó: “En el alto rendimiento todo suma, los detalles hacen la diferencia, el biotipo en el taekwondo hoy está inclinando mucho la balanza, tiene que tener un muy buen porte, pero hay excepciones”.

Baeza se plegó a los detalles del atleta en alto rendimiento: “Todos los deportes evolucionan y cada vez se hace más fino, la cabeza es importante y cuando dos atletas tienen la misma cabeza, va la talla; y si tienen la misma altura va cuanto entrena, y cómo descansa, cuánto duerme, qué come. Ya en alto nivel los detalles cuentan por mucho, lo que buscamos al convivir en un campus, es conocer el grado de tolerancia entre ellos, cómo se alimentan, si cumplen con las normas de hidratación; hay un montón de cosas que van alrededor del deportista para que se pueda destacar en el futuro”.

Baeza recordó: “Competimos con potencias mundiales con una gran historia en este deporte. En América tenemos cuatro oros olímpico, uno es Sebastián. Es un deporte complejo para nosotros, nuevo, con mucha historia en Oriente”.

San Luis disfrutó de estos campus de entrenamiento gracias a la decisión y al apoyo del Gobierno provincial, y el Campus ULP se llevó los elogios de todos los visitantes.

Nota y fotos: Prensa ULP.