Con apenas el 1% de lo que el BCRA le pagó de intereses a los bancos por la tenencia de LeLiq, se solventa el gasto que generarán las elecciones del 11 de agosto.

Falta apenas un mes para que los argentinos votemos en las PASO, elecciones que hace algunos días se intentaron suspender a nivel nacional , sosteniendo que como las listas de candidatos a presidente presentadas por las diversas alianzas y frentes electorales no tenían competencia, era un gasto inútil.

Fueron opiniones contrarias a la ley y sustancialmente falaces. Las PASO para presidente, aún sin competencia interna, tienen una finalidad jurídica. Solo podrán competir en las elecciones generales aquellos candidatos que superen un piso de votos. Este 1,5% de los votos les brinda un piso de representatividad. Seguramente no todas las fórmulas presidenciales, cuyas boletas veremos en los cuartos oscuros del 11 de agosto, estarán presentes en octubre.

Gasto inútil. Descartar aventureros que no tienen sustento en la representación popular y que sostienen sellos de goma que utilizan en beneficio personal (el caso de Assef es el último de gran resonancia) ya sería de gran utilidad. Pero si pensamos solo en dinero, lo que se invertirá en las elecciones de agosto, donde el soberano se expresará en las urnas, equivale apenas a unos días de lo que paga el BCRA a los bancos por intereses de las LeLiq. Paga diariamente, alrededor de un 60% de interés anual, un capital equivalente a más de 1 billón de pesos. El capital de las LeLiq es equivalente a todos los billetes que circulan en la Argentina, más los fondos depositados en las cuentas corrientes. Un día de intereses vs un día de elecciones. ¿Hablamos de gastos?

Miremos como se van incrementando de manera constante el pago de los intereses de la LeLiq.

Si, son 300 mil millones de pesos en lo que va del año al 5 de julio, con el 1% de lo que se les paga a los bancos se solventan las elecciones del 11 de agosto.

El dinero que el BCRA le paga a los bancos no es tema de discusión, pero lo fue, si era o no un gasto inútil votar.