Ambas localidades contaron con un importante flujo de visitantes que se acercaron a disfrutar del eclipse de sol. Más de 500 personas se dieron cita en el mirador de Luján, mientras que en el mirador Rodeo de Gallinas de San Francisco superaron las 800.

En total, contando estos puntos de avistamiento y los privados, más de 3 mil personas vivieron el fenómeno en esta región.

El movimiento turístico generó un impacto económico único si se tiene en cuenta la fecha del año. Ambas localidades reciben generalmente a visitantes de otros puntos del país en temporada alta, pero esta vez se trasladó por un día a principios de julio.

El impacto fue altamente positivo ya que se trabajó fuertemente en lo gastronómico, alojamientos, hotelería y consumo en general.

En San Francisco del Monte de Oro, la actividad de avistamiento principal fue organizada por el propio Municipio y consistió en un trekking cuyo destino fue Rodeo de Gallinas, donde esperaron el eclipse de sol.

En el Refugio de Rodeo de Gallinas, los participantes saborearon exquisiteces de la mano de “Don Amadeo” y observaron el eclipse de sol con todas las medidas de seguridad, acompañados por el Ministerio de Turismo y Parques.

En tanto en Luján, los vecinos y turistas hicieron lo propio en el Mirador de la Virgen de Luján, al final del Vía Crucis. Allí se reunieron para vivir un momento único.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Turismo y Parques.