Este viernes partió desde Villa Mercedes una formación de 60 vagones con 1.500 toneladas de alfalfa compactada con destino al puerto de Buenos Aires, para embarcarse rumbo a Arabia Saudita.

Minutos antes de partir, parte del equipo que acondicionó la carga de alfalfa, despidió a «La Puntana».

La ZAL nuevamente demostró su eficiencia a la hora de cumplir con el despacho de cargas ferroviarias de origen agropecuario. La extensa formación de 60 vagones cargados con alfalfa que este viernes partió, fue la quinta operación de este tipo que se realiza en la plataforma logística de San Luis.

Los megafardos de alfalfa despachados corresponden a una compañía privada que produce cerca de Villa Dolores, la que también se encargó de compactarlos y cargarlos en contenedores y cuyo destino final es un megatambo de Arabia Saudita, el mayor demandante mundial de alfalfa junto a Emiratos Árabes.

“Es un despacho similar a los cuatro anteriores, realizados el año pasado, con la diferencia que vino a la ZAL una formación ferroviaria con los vagones cargados de contenedores vacíos directamente desde el puerto”, según describió a ANSL Diego Pájaro, responsable de la ZAL que celebró junto al equipo de operarios y maquinistas la partida de un nuevo tren.

Unos veinte camiones retiraron en tres viajes cada uno los contenedores de la ZAL para trasladarlos hasta la planta de la empresa, donde fueron cargados y precintados por Aduana. Luego volvieron a la ZAL, donde se cargaron a los vagones.

Cada vagón lleva un contenedor porque son los más grandes, con 12,5 metros de largo, y cargan unas 25 toneladas de alfalfa, que se introducen compactadas en la misma planta de origen.

“Dentro de los recursos que disponemos, tanto nosotros como la empresa, hemos alcanzado un tiempo regular con lo cual la operación es previsible. Nos llevó tres días de trabajo; todo el movimiento de camiones y de carga y descarga tuvimos que coordinarlo muy bien, ya que además de los horarios de la planta, hubo que contemplar los de la Aduana, que tiene un puesto adentro del campo”, destacó Pájaro.

El directivo de la ZAL se entusiasma con una mayor demanda de los servicios logísticos que brinda San Luis y confía que estos cinco despachos de alfalfa que ya acumula la plataforma haga más visible en la región la eficiencia que San Luis viene demostrando en cada operación de carga de gran escala.

“Como terminal de cargas, esperamos que en algún momento se sumen otro tipo de cargas, ya que la alfalfa despachada significó armar una operatoria complicada por la cantidad de agentes en juego y mostramos que lo pudimos hacer de manera regular y normal”, destacó.

Nota y fotos: ANSL.