Dieciocho futbolistas de entre 11 y 12 años fueron testeados con un protocolo específico de mediciones, en el centro deportivo de la Universidad de La Punta.

Siguen las evaluaciones en el laboratorio de biomecánica del Campus Abierto de la ULP. Este miércoles fueron testeados 18 futbolistas de la categoría 2007 de Juventud.

Los pequeños futbolistas, de entre 11 y 12 años, fueron medidos por los profesionales del Campus, en el déficit bilateral para establecer las manifestaciones de la fuerza muscular; trabajo de aceleración en distancias en pruebas de 10 y 20 metros; el test de agilidad, con aceleración, desaceleración y cambio de dirección, para evaluar que se muevan rápido y que sean movimientos eficientes; además de tomarles medidas antropométricas básicas, como la talla, la talla sentado, el peso y la envergadura, que entre otros detalles permite deducir el índice relativo de miembros inferiores y el índice de masa corporal. Y finalmente la prueba de flexibilidad de la cadena posterior.

El profesor Pablo Escudero, a cargo de la preparación física de la división 2007 del “Juve”, expresó con gratitud su sorpresa: “Es la primera vez que hacemos estas evaluaciones a nuestros jugadores de tan poca edad, y es algo que queremos aprovechar al máximo porque nos va a dar parámetros para acompañarlos en su crecimiento”.

El director técnico del equipo, Claudio Vega, siguió atento cada testeo y fue tomando nota de cada registro: “Esto es espectacular, que lo tengamos en San Luis y a disposición de todos los clubes, es para valorar. Agradecemos al Campus por esta posibilidad”.

La secretaria del “Arturo Rodríguez Jurado”, Juliana Menéndez, recordó que “el laboratorio de biomecánica, con la tarea de nuestros profesionales, está abierto y a disposición de todos los deportistas y a todos los deportes, clubes e instituciones de toda la provincia”.

 

Nota y fotos: Prensa ULP.