En el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, el Programa de Ajedrez de la Universidad de La Punta citó a los ganadores de los torneos Prix Puntano y Prix Digital. Los certámenes comenzaron hace tres meses y convocaron a más de mil ajedrecistas de todo San Luis.

El Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo fue el lugar elegido para premiar y distinguir a casi cien ajedrecistas, que durante tres meses disputaron los torneos “Prix de Ajedrez Digital” y “Prix de Ajedrez Presencial”. Este último se llevó a cabo de manera itinerante en 10 localidades de San Luis, por lo que sus participantes recorrieron más de 2 mil kilómetros para competir.

Los trofeos, juegos, cuentas ChessKid y cheques, fueron entregados por la rectora de la Universidad de La Punta, Alicia Bañuelos; por la secretaria de Extensión de la ULP, Susana Torres; por la senadora provincial María Angélica Torrontegui; por el jefe del Programa Vinculación con la Sociedad, Facundo Rodríguez Iannello; por el secretario de San Luis Logística, Sebastián Lavandeira y por Nedo Gómez, director del Instituto Parque Informático La Punta (PILP).

“Todo empezó en el 2005 con el Mundial de Ajedrez. El gobernador Alberto Rodríguez Saá pidió que San Luis fuera sede y lo logró. Esto generó un gusto e interés por la sociedad, y después la ULP lanzó varios programas”, recordó Bañuelos para resumir los inicios del juego en la provincia.

 “Actualmente en todos lados se juega ajedrez. Esto es una obra de Alberto, que puso foco en que la gente participe y obtenga las ventajas del ajedrez, que son el mejoramiento del pensamiento lógico formal, por ejemplo”, siguió la rectora, para destacar finalmente el trabajo de la ULP, al llevar el juego a cada espacio social de San Luis.

Los ganadores

En el podio del Prix Presencial quedó Pablo Palmero, seguido por Valentín Aguilar Samper en la segunda posición y por Ezequiel Valverde en la tercera. Los premios de este torneo constaron de dinero en efectivo, acumulado en las victorias de cada instancia. Palmero, quien estuvo alejado un tiempo de los circuitos de competencia, resaltó el crecimiento de los chicos durante estos tres meses pasados.

“Estuve en ocho de las diez instancias. Fue una experiencia muy buena porque aprendí mucho de mis rivales, que son personas muy buenas. Estoy feliz; al principio no creí que podía ganar, pero después el nivel me enganchó”, dijo Aguilar Samper.

La jefa del Programa de Ajedrez, Claudia Amura, contó que ambos certámenes dejaron a la vista nuevos talentos. “Hubo niños que en el transcurso de la competencia fueron incrementando su nivel. Hay un niño de seis años, que acompañaba a su hermanita y que empezaba a jugar luego de que todo había terminado. Perdió el miedo y lo destacamos. También tenemos a un niño que es no vidente. A él lo descubrimos con la ULP el año pasado y arrancó jugando ajedrez convencional. Es un gran logro”, finalizó Amura.

Nota y fotos: Prensa ULP.