Cientos de familias de siete localidades del interior provincial recibieron este viernes la primera parte del kit frutihortícola. Con árboles frutales y plantas aromáticas ya podrán empezar a armar sus huertas ecológicas.

Con una gran aceptación entre los beneficiarios, el Gobierno de San Luis continúa a gran ritmo con la ejecución de la tercera etapa del plan “Una familia, una huerta” en toda la provincia.

Este viernes el Ministerio de Producción, quien lleva adelante la iniciativa, se presentó en siete localidades del departamento de Pringles para llevar el beneficio a las familias inscriptas. Las entregas comenzaron bien temprano en La Carolina y, luego, estuvieron en Saladillo, La Florida, Fraga, La Toma, El Trapiche y Estancia Grande.

Con una sonrisa en su rostro y las plantas en su mano, Víctor Hugo Perrone, de La Toma, destacó: “Me parece genial lo que están haciendo, espero que esto continúe. Conozco de huertas, he tenido, y ahora construiré una nueva en mi casa. Estos espacios son fundamentales para nuestra economía y producir nuestros alimentos”.

Por su parte, María Ángeles Torres y Norma Arias, quienes también recibieron sus plantas aromáticas y árboles frutales en La Toma, destacaron los beneficios que les traerá este plan: “Ya tenemos huertas y con esto podremos completarlas. En esta época de crisis esta iniciativa resulta muy importante porque cuidamos el bolsillo y comemos sano”.

Nelly Cristina Funes, vecina de La Toma, mencionó: “Me encanta que nos hayan dado estas plantas para poder producir en nuestras casas y ahorrar un poco de plata. Me llevo una salvia y un peral con los que comenzaré a armar mi huerta”.

Nota y foto: Prensa Ministerio de Producción.