Algunos de los integrantes del equipo médico de la nueva institución se mostraron felices por el progreso y el desafío que representa trabajar en el Centro Oncológico Integral. 

La oncóloga, Jorgelina Orellano, tras recorrer la ex Residencia de Gobernadores, dijo: “Es un día maravilloso para todos nosotros, sobre todo para los pacientes”, y agregó: “Es un lugar enorme que tiene un montón de comodidades”.

“Estamos muy agradecidos por este proyecto”, comentó Orellano.

La licenciada en Kinesiología, Ana Paula Quinzio, celebró que ahora tengan todo en un mismo edificio y no “tengamos que derivar al hospital”.

Por último, Maximiliano Cepero, del Servicio de Rehabilitación, señaló que el Centro Oncológico Integral le “parece increíble, muy completo, que era algo necesario, y ahora toda persona que lamentablemente sufra esta enfermedad, se pueda tratar en la ciudad, que es fundamental”.

Nota, foto y video: ANSL.