El Gobierno provincial realizó una inversión para la puesta en valor de la casa en la que vivió el deportista mercedino. El ministro Tomasevich realizó una inspección para verificar el estado de la obra.

El museo del “Mono” Gatica se renueva para los fanáticos del boxeo.

El museo del “Mono” Gatica se renueva para los fanáticos del boxeo.

José María Gatica, más conocido como el “Mono”, fue uno de los grandes boxeadores del deporte puntano. Nació en la ciudad de Villa Mercedes el 5 de mayo de 1925. De familia humilde, vivió gran parte de su infancia en Almafuerte 1685, donde actualmente se encuentra el museo.

En su homenaje, el Gobierno de San Luis realizó una inversión para la puesta en valor de la casa que lo albergó durante parte de su niñez. “La obra tiene el objetivo de cuidar nuestra historia y para que aquellos que no conocieron la historia de este gran boxeador puedan hacer un recorrido por su vida. Con un presupuesto de más de $ 950.000,00 consta de la refacción y acondicionamiento de la vivienda que necesitaba refacciones de base por ser una construcción vieja. Todas las tareas se hacen respetando la forma original para mantener la tradicional forma de la casa”, mencionó el ministro de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich, quien realizó un recorrido para verificar el estado de la obra que progresa a buen ritmo.

Paredes que hablan

La antigua casa donde creció Gatica se acondicionó para convertirse en un museo que consta de la casa familiar, el espacio homenaje, el patio interior y la fachada. La arquitecta, Amalia Saá, perteneciente al Programa de Grandes Obras de Arquitectura detalló que el objetivo es mostrar la vivienda tal como se encontraba cuando era habitada por el boxeador. “Se respetó el lenguaje propio de la época, así como revestimientos, griferías, artefactos de iluminación y demás accesorios. En cuanto a la obra adyacente, consta de un diseño austero y moderno.

Con un avance que supera el 60%, la intervención dará solución a los problemas de construcción generados por el paso de los años. Se tendrá especialmente en cuenta la cubierta de techos y muros de mampostería de la vivienda existente que presentan grietas y humedad.

Recorrido por su vida

Además de la puesta en valor del edificio, se realizó una restauración de los murales tridimensionales que muestran al boxeador durante su carrera. El “Mono” Gatica falleció en 1963. Carismático y con unos puños potentes, ganó 86 de los 98 combates que realizó a lo largo de su carrera profesional, que se vio truncada por su temprana muerte a la edad de 38 años. De estos victoriosos combates, 72 fueron por noqueo.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.