Así lo informó la directora del Centro de Salud de la localidad. El recuento llega hasta el jueves al mediodía. Sólo se atendieron patologías respiratorias leves.

El buen clima parece haber colaborado con la buena salud porque en la festividad del Santo Cristo de la Quebrada no se atendieron patologías serias, graves o accidentes. Al menos eso ocurrió hasta este viernes por la tarde. Así lo reveló la directora del Centro de Salud de la localidad norteña, María Emilia Parilli.

Hasta ahora, los médicos y enfermeros que prestan servicio durante la festividad sólo revisaron a pacientes con cuadros respiratorios leves. Sólo cinco fueron trasladados hasta el Hospital San Luis por precaución. Durante la caminata de peregrinos tampoco se registraron urgencias. “La peregrinación se dio con mucha calma, no atendimos ningún caso de lesión o de algún problema respiratorio o cardíaco. Hasta ahora sólo resfríos o cuadros de tos leves. Sólo trasladamos cinco casos, pero ninguno de gravedad. Sin dudas es un año mucho más tranquilo que los anteriores”, comentó la directora.