«Deseo que actúen como muy buenos padres de familia. A los gobernantes y a los policías se les exige más y más. Ponemos toda nuestra confianza para que el policía cumpla su deber. Tiene todo lo que necesita», dijo el gobernador Alberto Rodríguez Sáa a la fuerza de seguridad durante la entrega de 26 camionetas y 90 motos, que se realizó este lunes por la tarde en un acto en la rotonda principal de acceso a Terrazas del Portezuelo de la avenida Eva Perón. Los móviles fueron totalmente equipados en el taller del Parque Automotor que posee la Provincia. Luego de las palabras del primer mandatario puntano y de la bendición a cargo del sacerdote Aníbal Sosa, los responsables de cada unidad recibieron las llaves de las flamantes unidades. Luego en caravana, recorrieron Juana Koslay, La Punta y el centro de la ciudad de San Luis.

Ni la fría tarde ni el viento implacable pudieron frenar las ansias del gobernador, los policías y la gente que se acercó hasta el primer acceso a Terrazas del Portezuelo, en la rotonda principal, sobre la avenida Eva Perón donde a lo largo de 200 metros esperaban por el acto de entrega las camionetas y motos 0 kilómetro que el Gobierno de San Luis adquirió y acondicionó para la fuerza pública provincial en pos de incrementar la prevención del delito y la seguridad en distintos puntos del territorio.

Del encuentro, a la par de Alberto Rodríguez Saá, participaron el ministro de Seguridad, Ernesto Nader Alí, el jefe de Policía, Fabricio Portela, el ministro de Gobierno, Eduardo Mones Ruiz, sus pares de Producción y de Turismo, Sergio Freixes y Sergio Tamayo, respectivamente, y las senadoras Mabel Leyes y María Angélica Torrontegui.

El acto comenzó con un audiovisual que se emitió desde una pantalla gigante que explicaba la inversión que el Estado puntano hizo para darle más movilidad a la Policía: en total adquirió 90 motocicletas marca Honda CB Twister de 90 centrímetros cúbicos y 30 camionetas Ford Ranger.

Todos los vehículos poseen sus parrillas amuradas, los barrales porta balizas lumínicas y sus sirenas; elementos que fueron totalmente colocados en San Luis al igual que el ploteado. Esos trabajos se realizaron con mano de obra local, en el Taller del Programa Parque Automotor.

También se contó con la colaboración del Ministerio de Ciencia y Tecnología para la colocación del AVL, el dispositivo de rastreo satelital y gracias a la labor de egresados de la Universidad Provincial de Oficios.

“Estoy muy feliz por los nuevos móviles, la Policía de San Luis tiene lo que necesita. Confiamos en nuestros policías para el cumplimiento de su deber”, expresó Alberto, poco antes de entregar las primeras llaves de motos y camionetas.

En un principio, y tal como lo mostró el video institucional, las pick-up a entregar eran 30. Pero camino al acto de entrega, a pocos metros del lugar donde debían estacionarlas los policías que las conducían, 4 camionetas chocaron en cadena y sufrieron distintas roturas. El propio gobernador confirmó que los respectivos seguros de los móviles se harán cargo de los arreglos e incluso se permitió bromear con el incidente. “No tuvimos tiempo de corregir el video. ¿Vieron que dice treinta camionetas?. Bueno…son veintiséis”, remarcó con una sonrisa pícara ante la risa del resto de la concurrencia. “Tuvieron un accidente cuatro de ellas cuando venían para acá. Pero tienen seguro y no hay ningún problema. Estarán en condiciones la semana que viene”, sostuvo.

“Deseo que actúen como muy buenos padres de familia. A los gobernantes y a los policías se les exige más y más. Así deseo que actúen nuestras mujeres y hombres policías”, subrayó.

En otro momento de su mensaje, Rodríguez Saá evocó al sacerdote Eduardo Miranda e incluso leyó una oración escrita por el párroco villamercedino en la que pide a Dios la protección de los policías en el cumplimiento de sus tareas.

“Siempre me preocupa el tema de la seguridad. Me preocupa mucho. Tenemos que trabajar mucho por la desocupación y el hambre. A mayor empleo e inclusión social, el delito baja”, remarcó más tarde Alberto en diálogo con la prensa.

“Seguimos muy de cerca lo que pasa en el país. Nos preocupa lo que ocurre en la Nación, pero tratamos de llevarle certezas a nuestro pueblo de que estamos haciendo las cosas bien. Estoy muy feliz por el acto que hicimos en Villa Mercedes”, agregó.

Casi en el final de la presentación oficial de los vehículos, el padre Aníbal Sosa dio la bendición a los policías que conducirán los móviles y también a los rodados. Rogó a Dios por los efectivos y el prójimo.

Tras ello, los funcionarios entregaron llaves a efectivos de diversas comisarías y en el cierre del encuentro una enorme caravana salió a recorrer calles de Juana Koslay, La Punta y la ciudad de San Luis en el estreno de los rodados.

Nota, fotos y videos: ANSL.