El guitarrista se despidió entre familiares y amigos con un variado repertorio que alternó entre canciones acústicas y eléctricas. Música clásica, folclore, blues, rock y bossa nova para coronar una vocación que ahora seguirá por los caminos de la fe.

“La guitarra siempre me costó un poco pero fue tanto el amor que le puse que pude lograr algunas cosas lindas”, expresó el músico, agradecido por el show en el Salón Blanco este viernes a las 20:30.

“Para mí es muy importante esta actuación, ya que es una de las últimas que he decidido hacer”, dijo el reconocido artista de 68 años, quien precisó que continuará en la música con su esposa e hijos pero en una iglesia pentecostal. Su despedida definitiva será en octubre cuando estima, además, tendrá grabado su último álbum. “Después de este cierre, con mi familia nos dedicaremos exclusivamente a la alabanza y adoración a Dios”, indicó.

Reinoso nació en Mendoza; a los 11 años aprendió guitarra con su padre y a los trece vino a San Luis.

“Estudié con Tito Francia, en Mendoza, luego acá conocí al profesor Juan Lucero, quien era director del Conservatorio Galvani, allá por el ’81. Hice mis cuatro profesorados de guitarra: teoría y solfeo, bajo eléctrico y percusión en ese conservatorio. Después, quedé como director hasta 2002”, repasó el guitarrista, que brinda clases personalizadas y grupales.

Sobre el escenario además, Reynoso estuvo acompañado por su esposa en piano, dos hijos, Alejandro Aguilera (guitarra y bajo), Jonathan Reinoso (piano y guitarra), Ada Amaya (teclado y bajo), Ricardo Sosa (guitarra y voz), Patricia Sosa (voz), Joel Amaya (batería), Roberto Sosa (guitarra) y César Blanco (voz).

El repertorio tuvo mucha variedad. Al comienzo música clásica en temas como “Los Reyes Magos”, “Preludio N° 1” y “Shardas Allegro”. Luego un “Brasilerinho Choro”, para continuar con una selección de valses puntanos, tonadas y el tango “Luis Amanecer”.

La octava propuesta sonora fue con un blues bossa. A continuación vinieron estilos más rockeros y bluseros con “Do concerto”,  “Alguien más en quien confiar” y “Desconfío”.

El eclético cierre fue con dos clásicos: “Quiero ser tu sombra” y “El vuelo del moscardón”.

“Todo lo que toco me gusta y me gustan todos los géneros musicales. Desde el ’77 que me dedico a la docencia en San Luis. Lo primero que les digo a mis alumnos es que si aman la guitarra pueden lograr cosas muy lindas con el instrumento”, sostuvo.

El arreglista y compositor atesora una vasta trayectoria en diferentes escenarios. Durante 2009 y 2010 participó en el Festival Guitarras del Mundo, convocado por Juan Falú. “En el 2014 estuve en el Festival Internacional del Folclore en España y Portugal, donde hicimos 48 actuaciones. Participaron 14 países de cuatro continentes”, dijo Reinoso, quien también ha brillado en Ecuador.

Nota, fotos y video: ANSL.