Así lo catalogó el ex combatiente, Pedro Miranda, ni bien comenzó el emotivo relato de la gesta de Malvinas. La charla, destinada a los alumnos de la Escuela “Manuel Belgrano” fue en el MUHSAL.

Esta mañana a las 11:00, en el MUHSAL, Pedro Miranda, ex combatiente de Malvinas, les brindó a los alumnos de 6º grado de la Escuela “Manuel Belgrano” una charla sobre el enfrentamiento bélico que duró 74 días y en el que murieron 649 argentinos.

Miranda, que en 1982 tenía 30 años y una hija recién nacida que conoció por foto, no pudo contener la emoción que lo embargaba cada vez que rememoraba aquellos días. Esa energía fue captada por los alumnos, que, desde su inocencia, trataron de comprender la magnitud de lo que significa una guerra.

Se valió de un proyector y algunas maquetas que llevaron los miembros de la Asociación “Alas de Cóndor”, para tratar de relatar, sin que se le escaparan las lágrimas, esos duros momentos.

Los chicos, que llegaron acompañados por las docentes Adriana Baldo y Carina Ávila, escucharon atentamente al veterano, que de a momentos se le quebraba la voz, pero que no dejó de contarles a los chicos su experiencia y la de otros puntanos como la de Carlos Omar Ortiz. “Él fue enfermero, nació en Santa Rosa del Conlara y se radicó en Merlo. Falleció y no se conoció mucho su historia. Cada vez que llegaban los aviones él salía a socorrer y ayudar a los heridos. Fuimos los únicos puntanos en ser condecorados con la ‘Cruz de la Nación Argentina al Heroico Valor en Combate’, la máxima condecoración que tiene el país, por la defensa de la Patria”, agregó orgulloso.

A Miranda le fue escaso el tiempo para continuar con su testimonio y les pidió a los chicos que luchen por recuperar Malvinas por la paz.

Mañana jueves, habrá otra charla a la misma hora, para otro grupo de estudiantes.

 

Nota y foto: Prensa Programa Cultura.