En el acto institucional más relevante que tiene nuestra constitución, se vivió una fiesta popular y democrática. El Plan Empezar para jóvenes de 18 a 25 años y el Programa de Empleo para quienes superen esa edad y tengan experiencia previa fueron recibidos con importantes ovaciones y cánticos. Fue durante el discurso que brindó el gobernador Alberto Rodríguez Saá al inaugurar el XXXII Período de Sesiones Ordinarias de la Legislatura de San Luis. También se refirió a la protección de los sectores más vulnerables como los niños y las personas de la tercera edad.

Anuncios del gobernador Alberto Rodríguez Saá en la Legislatura: generación de empleo, inauguración de hospitales, capacitación del personal de Salud y más equipamiento para la Policía puntana.

Anuncios del gobernador Alberto Rodríguez Saá en la Legislatura: generación de empleo, inauguración de hospitales, capacitación del personal de Salud y más equipamiento para la Policía puntana.

En un marco de notable concurrencia de jóvenes, simpatizantes, representantes de diversas organizaciones sociales y sindicalistas que apoyan la gestión del gobernador, que desde temprano se dieron cita en los alrededores de la Legislatura, Alberto Rodríguez Saá dio su mensaje anual, que muchos de los presentes definieron como esperanzador.
Con una muy buena organización que involucró a todos los trabajadores legislativos, el acto central que cada año convoca a diversas personalidades, funcionarios, periodistas y legisladores tuvo un marco de entusiasmo que no empañó la prolijidad; de respeto, que no impidió la ruidosa adhesión y de un mensaje que no solo dio cuenta de la tarea desarrollada sino que realizó anuncios de medidas para enfrentar la crisis en la que se encuentra inmersa la Argentina.
Todos en el recinto, las bandejas y otras dependencias, aplaudieron de pie a nuestros héroes de Malvinas, un reconocimiento a ellos fueron las primeras palabras del gobernador que cerró el párrafo con: “Malvinas en el kilómetro cero de nuestros corazones”.
Luego de una mirada del mundo y de los males argentinos, dio cuenta de varias medidas que San Luis lleva adelante para seguir paliando la crisis nacional. Incremento del poder adquisitivo de los salarios públicos provinciales período 2016-2018, además de las mejoras y la estabilidad. Con un discurso que no tuvo problema en mencionar las tres banderas justicialistas, dejó una definición del Estado provincial “San Luis es una Estado que abraza a todos”.
Recordando a Rosseau, autor de “El Emilio” y “El Contrato Social”, entre otros, y en referencia a la deuda que Argentina incrementó notablemente estos últimos tres años y a la que denominó impropia, dijo que en Argentina se nace encadenado, pues desde el primer día cada ciudadano debe casi 7.000 dólares.
Ante la problemática de la pobreza, dijo, hemos sido empobrecidos y que en “San Luis no hay lugar para niños con hambre”, “San Luis toma resguardos contra las turbulencias”. Pese a que los indicadores de San Luis en esta materia son mejores que los nacionales, dio anuncios para seguir luchando contra ella. Son 700 millones destinados a los municipios, son descuentos en los impuestos provinciales a quienes tomen trabajadores jóvenes, es el pago de una parte del sueldo que deben abonar los empleadores para nuevos empleados, es más capacitación y hospitales para cubrir las necesidades de salud. Le puso fecha a la inauguración del Centro Oncológico, el 15 de mayo. Remedios gratuitos de los que produce Laboratorios Puntanos, para cada jubilado de la provincia. Más educación, con nuevas escuelas y continuar el plan de inversión en tecnología para los nuevos tiempos. Es que según sus palabras “San Luis es la esperanza de muchos” y hay que prepararse para los nuevos desafíos del trabajo.
Los jóvenes fueron parte central en su discurso, de quienes dijo “no son el futuro, son el presente, son el hoy”. Para, seguidamente, aconsejar “que tomen las riendas y que nos lleven al futuro, ellos sabrán cuidarnos a nosotros”.
Asentado en la realidad, dando cuenta de lo hecho, y anunciando políticas para enfrentar la crisis generada por el Gobierno nacional, con una inflación galopante, Alberto Rodríguez Saá dio por iniciado el período ordinario de sesiones del Poder Legislativo, con un discurso esperanzador.
Finalizado el acto y mientras se retiraba, dejó un gran gesto simbólico. Un enorme abrazo, que si bien se dirigía a la multitud presente, llegó a cada rincón de la provincia.

 

Nota, fotos y video: ANSL.