Alberto Rodríguez Saá pidió la “apertura” de los diferentes espacios sociales a la juventud. “El San Luis del presente y del mañana debe estar en sus manos”, comentó el jefe de Estado, ante el aplauso de centenares de jóvenes que asistieron a la Legislatura.

Cercano a finalizar su discurso de apertura de las sesiones ordinarias del 2019 en la Legislatura Provincial, el gobernador destinó unos minutos para brindar unas palabras hacia la juventud puntana.

“Grabémonos la palabra ‘Apertura’ y tomémosla como un pilar sobre el que todos debemos trabajar. Especialmente aquellos dirigentes que ya tenemos nuestros años a cuesta: ha llegado la hora de abrirles las puertas a las nuevas generaciones. Y no a manera de enunciado, sino de forma efectiva y concreta. Llegó el momento de que todos los jóvenes participen activamente en la vida política, social y organizativa de nuestra sociedad”, enfatizó Alberto, lo que provocó la algarabía de los jóvenes ubicados en los palcos del recinto.

“Tenemos mucho que aprender de los jóvenes. Están formados, son inteligentes y tienen una interesante mirada sobre cómo hacer las cosas”, destacó Alberto, y añadió: “Dejemos de mencionarlos como que son el futuro. Ellos son el presente. El hoy”.

“Miremos a nuestro alrededor. Asumamos la realidad y permitamos que cada una de estas mujeres y hombres, con muchos menos años que nosotros pero con una valiosa experiencia, tomen las riendas y nos lleven al futuro”, reflexionó.

Y siguió: “No tengamos miedo. Actuemos sin egoísmos. Ellos van a saber cuidarnos a nosotros”. Esta frase desató la alegría de centenares de jóvenes, quienes con aplausos y cantos agradecieron las posibilidades y el espacio dado por Alberto en estos tres años de gestión.

“El San Luis del presente y del mañana debe estar en sus manos”, concluyó el gobernador.