La secretaria de Vivienda valoró la política habitacional que impulsa el Gobierno de San Luis y la chance de que los adjudicatarios de casas sociales puedan acceder a sus escrituras de manera gratuita. Anunció que habrá entregas de esa documentación todas las semanas.

“En San Luis no hay impedimentos para que los humildes tengan su escritura”, dijo Ángela Gutiérrez de Gatto.

“En San Luis no hay impedimentos para que los humildes tengan su escritura”, dijo Ángela Gutiérrez de Gatto.

Tras el acto de entrega de 90 escrituras que gestionó el Estado provincial y que se realizaron en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, la secretaria de Vivienda, Ángela Gutiérrez de Gatto, analizó la labor que lleva adelante con su grupo de colaboradores y se explayó sobre la política habitacional que impulsa el gobernador Alberto Rodríguez Saá.

“Ésta es la primera entrega de muchas que haremos. Pienso que todas las semanas tendremos entregas de escrituras porque estamos en pleno proceso de escrituración para dueños de viviendas sociales de toda la provincia, es una de las etapas de la amplia política habitacional que desarrolla nuestro gobernador Alberto Rodríguez Saá”, afirmó la mujer.

“Recorreremos la provincia para entregarles la documentación a aquellos comprovincianos que viven en los lugares más alejados y que también cancelaron sus viviendas y no podían obtener sus escrituras y ahora, gracias a la intervención del Estado Provincial, podrán obtenerla”, remarcó Gutiérrez de Gatto.

“Es una política muy amplia y que favorece sobre todo a los más humildes. Por ejemplo, hay barrios enteros que no estaban regularizados en su documental en torno a sus terrenos y en consecuencia era muy difícil para los dueños obtener sus escrituras. Ahora, gracias a la participación del Gobierno de la Provincia, eso ya quedó atrás. Son de los barrios más viejos y podremos ir a decirles a los vecinos que pronto recibirán sus escrituras”, añadió la funcionaria.

“Por otro lado, es importante destacar que además el Gobierno ya entrega decretos de regularización, que corresponden a casas que no están a nombre de la gente que la habita pero que es su legítima dueña y necesitaba este documento”, reveló.

“Son medidas para transparentar las políticas de vivienda y terminar con cuestiones feas que han pasado y poder darle a la gente la tranquilidad de tener su escritura. Hoy, con la inflación por las nubes, escriturar una casa cuesta entre los 70 mil y 100 mil pesos. Es un gasto muy difícil de afrontar. Entonces lograr que sean propietarios de una vivienda por la que pagaron entre 90 y 60 pesos son cosas que sólo suceden en San Luis. Pienso que son beneficios de las que aún no tomamos conciencia”, reflexionó la secretaria.

“Era más que un sueño tener una casa propia y hoy eso sucede en San Luis. Para nosotros no tiene precio ver la emoción y felicidad de la gente cuando recibe su escritura. Eso también le da una felicidad tremenda al gobernador. Que las escrituras sean gratis para la gente es un esfuerzo enorme que hace el Gobierno de San Luis. Y hoy no hay ningún impedimento para que los más humildes tengan la escritura de su casa”, valoró.

 

Nota y foto: ANSL.