El protocolo abarcó medidas antropométricas básicas, test de Sit and Reach, test de Bosco, y una carrera incremental en cinta, para estimar consumo máximo de oxígeno y velocidad aeróbica a tope.

Continúan las evaluaciones en la sala de biomecánica del Campus Abierto de la Universidad de La Punta. El grupo de atletismo Mercurio pasó por diferentes testeos.

El profesor encargado del Área de Biomecánica del “Arturo Rodríguez Jurado”, Damián Aimar, comentó cuál fue el protocolo de evaluaciones para atletismo: “Comenzamos con las medidas antropométricas básicas, el test de sit and reach para medir la flexibilidad de la cadena posterior; el protocolo de Bosco en alfombras de contacto para medir la saltabilidad, tomamos el déficit bilateral para saber la asimetría y la fuerza de los miembros inferiores, y por último un testeo específico de protocolo incremental de correr en cinta, derivado del Colegio Americano de Medicina del Deporte, que estima el consumo máximo de oxígeno y la velocidad aeróbica máxima”.

El atleta Diego Barroso, referente de la Agrupación Mercurio, explicó: “Somos un grupo de atletismo que nos estamos preparando para 21K del domingo en Mendoza, y en mi caso correré los 70K en San Juan, en mayo, y antes haré los 42K en Mendoza, a finales de abril”.

Barroso dijo que “tener esta posibilidad es agradable y hay que aprovecharlo. Ojalá que todos vengan y tomen esta oportunidad”.

Nota, fotos y video: Prensa ULP.