El gobernador celebró la normalización del servicio de transporte interurbano y la creación de una mesa de diálogo constante entre la Provincia, las empresas y los trabajadores. “El objetivo es que todos los pueblos estén comunicados, que el transporte sea el mejor, que los trabajadores estén muy bien con sus derechos sociales, que las empresas hagan dinero, que los usuarios reciban el mejor beneficio y que la Provincia no subsidie, sino que haga las inversiones necesarias”, comentó el jefe de Estado.

“Estamos creando nuevos caminos y avizorando un nuevo horizonte ampliamente favorable", señaló el gobernador Alberto Rodríguez Saá en relación al transporte de pasajeros interurbano.

“Estamos creando nuevos caminos y avizorando un nuevo horizonte ampliamente favorable”, señaló el gobernador Alberto Rodríguez Saá en relación al transporte de pasajeros interurbano.

Tras la intervención del Gobierno provincial, este miércoles comenzaron a circular los colectivos de las distintas empresas y líneas que cubren el servicio de pasajeros interurbano. Para destrabar el conflicto y hacer frente al pago de los sueldos que todos los trabajadores reclamaban y que motivó el paro, el Gobierno de San Luis otorgó un préstamo de $35 millones para distribuir entre todas las empresas, que podrá ser devuelto en 18 cuotas sin interés.

Al respecto el gobernador Alberto Rodríguez Saá, durante el acto de este miércoles a la tarde, contó que se reunieron la Provincia, los trabajadores (representados por la Unión Tranviarios Automotor –UTA-) y las empresas, y que “las crisis nunca son buenas, pero a veces generan caminos nuevos y distintos”. El mandatario celebró que se haya generado una mesa de diálogo para continuar con la comunicación “para encontrar un camino adecuado a los tiempos”, y agregó que la parte que tenga algún problema “deberá venir a la mesa primero”.

“Me parece excelente porque estamos creando nuevos caminos y avizorando un nuevo horizonte ampliamente favorable para cumplir un hermoso objetivo: que todos los pueblos estén comunicados, que el transporte sea el mejor, que los trabajadores estén muy bien con sus derechos sociales, que las empresas hagan dinero, que los usuarios reciban el mejor beneficio y que la Provincia no subsidie, sino que haga las inversiones necesarias, como las que hace en carreteras, autopistas y servicios”, comentó el primer mandatario provincial.

La solución al conflicto se dio este martes a la noche, y provocó la algarabía de los trabajadores y de las empresas. “Hoy ya el servicio esta normalizado, y lo bueno es que esta normalización es por un tiempo largo”.

La mesa de trabajo entre las tres partes continuará “para ir mejorando cada uno de los problemas, encontrándoles buenas soluciones donde, de común acuerdo, cada uno va a dar lo mejor y cederá un poquito para que la Provincia tenga el mejor transporte deseado”, afirmó el gobernador.

Por último, el primer mandatario provincial agradeció a los gremialistas de la UTA, los empresarios del transporte, y especialmente “a Edgar Devia Quiroga, Lucas Sosa, Sandra Ucelay, Walter Tuero, Juan Carlos Solalinde, Lili Morales, Patricia Moyano, Andrés Gómez, María Paz Ruggeri y Eduardo Mones Ruiz”, todos funcionarios y representantes del Gobierno provincial en las reuniones.

 

La mala gestión de Macri en el transporte

 

“El transporte es un gran tema, lo tomó la Nación y elaboró una política equivocada sobre los subsidios. Un día dijo: ‘No subsidiamos más al transporte’. En algunos casos esas medidas son muy fuertes, y en otros casos se fue puede mitigar o lo que fuere. Lo cierto es que ha provocado un gran problema en el transporte del país”, comentó Rodríguez Saá.

“El Gobierno nacional dijo: ‘Transferimos el servicio a las provincias’. En realidad no se transfirió ningún servicio. Pasaron el problema a las provincias, pero no el subsidio”, sentenció el jefe de Estado.

 

Nota, foto y video: ANSL.