Alegría, agradecimiento y la sensación de tener algo soñado. Así lo expresaron los habitantes del circuito serrano que este miércoles presenciaron el acto en el que el gobernador Alberto Rodríguez Saá abrió las puertas de la nueva obra que brindará atención sanitaria a más de 5.000 vecinos, además de los miles de turistas que vacacionan en esos lugares.

Muchos vecinos de los alrededores al área serrana se acercaron a participar de este acto histórico. Tal es el caso de Nancy Oliva, una residente de El Trapiche desde hace más de 15 años. “La felicidad más grande es ver que tenemos nuestro hospital. Durante muchos años se pidió y siempre se postergó. Hoy acá ya lo tenemos hecho”, comentó la vecina, quien entre lágrimas de emoción dijo: “Yo me siento muy feliz, gracias gobernador por cumplir este sueño”.

Otro de los asistentes fue don Julio, un veterano de Malvinas, entrerriano de nacimiento, pero trapichero por adopción hace más de 18 años. “Yo me quedé a vivir acá porque esto es un paraíso”, contó el ciudadano, quien a su vez celebró la apertura de este centro sanitario y manifestó: “San Luis evita la crisis con trabajo, salud y educación”.

Irma Quiroga es una docente jubilada que trabajó la mayoría de su vida en la escuela de El Trapiche, aunque actualmente reside en La Florida. Ella destacó que el nuevo nosocomio es “algo grandioso para la zona y para la gente”, ya que se evitan los trajines de viajar a otros lugares como San Luis o Juana Koslay. “Es muy bueno que se preocupen por la salud en el interior”, enfatizó la vecina.

Por su parte, Serafina Zelada es una paciente oncológica. Ella se tenía que trasladar varios kilómetros para continuar con su tratamiento, pero gracias al gobernador Alberto Rodríguez Saá y su visión de la periferia al centro en un tema tan sensible como la salud, la vecina ahora podrá realizar sus estudios y procedimientos en la provincia, ya que cuenta con el Hospital “René Favaloro” cerca de su casa, y dentro de muy poco tiempo podrá acceder al Centro Oncológico Integral que se construye en la que era la Residencia Oficial, cedida solidariamente por el primer mandatario provincial. “Me alegró mucho que pongan ese centro oncológico en San Luis porque me voy a evitar tantos viajes”, comentó.

Por último, dos trabajadoras del nuevo nosocomio dieron su opinión de la obra sanitaria en la que el gobernador invirtió más de 66 millones de pesos. Myriam Alcaraz reconoció que “hacía falta un hospital grande, sobre todo por la gente del interior”, mientras que Roxana Pensotti, una oriunda de la localidad serrana, señaló que el hospital “es una mejoría para todos”.

Nota: Pablo Lucero.

Fotos: Jesica Flandes.

Video y edición: Angelina Dresti.