En pos de prevenir delitos, la fuerza de seguridad pública destinó más efectivos y vehículos a las jurisdicciones de las comisarías 1ª, 2ª, 5ª y 7ª.

A partir del 10 de diciembre, la Policía provincial inició en todo el territorio puntano un procedimiento de control y prevención titulado “Operativo Verano”, el cual fue calificado como “exitoso” por Pablo Álvarez, subjefe de la Policía, y Carlos Villegas, jefe de la Unidad Regional I (UR I).

Los efectivos, en diálogo con ANSL, explicaron que se tomaron dos decisiones en pos de mejorar las tareas, priorizando un manejo eficiente de los recursos de la fuerza de seguridad pública.

En primer lugar, se reforzaron “algunas jurisdicciones que hemos tenido algunos ilícitos”, como las zonas adyacentes a las comisarías 1ª, 2ª, 5ª y 7ª. En dichas áreas de la ciudad de San Luis se destinaron más efectivos y móviles, según informó Álvarez.

Por otro lado, también se dispuso el cambio de autoridades en dos seccionales. Villegas notificó que la subcomisaria Roxana Correa es la nueva encargada de la Comisaría 5ª, ubicada en Juana Koslay, en reemplazo del comisario Ariel Rivero, quien fue destinado a la dirección de la Comisaría 6ª, situada en la zona noroeste de San Luis.

La Policía también intensificó los operativos en las rutas de la provincia. En este sentido, Villegas expresó que “el objetivo es prevenir accidentes principalmente”.

 

Nota, foto y video: ANSL.