La construcción de la cisterna, tanque elevado y mejoras en el sistema de reserva y distribución de la planta de agua potable de la localidad, duplicará el abastecimiento, beneficiando a los mil habitantes de la comuna y a los visitantes.

El agua es un recurso indispensable para la calidad de vida del ser humano, la localidad tenía problemas con el abastecimiento durante el verano y por falta de presión no llegaba a ciertos lugares. El Mega Plan “Sueños Puntanos” tiene por objeto brindar soluciones concretas a la gente y, en este sentido, el gobernador Alberto Rodríguez Saá escuchó las necesidades de la gente de San Martín y tomó la decisión correspondiente ante esta situación: la obra es una realidad que marcará un antes y un después, una obra histórica que mejorará en forma definitiva la distribución del servicio básico y favorecerá a las viviendas ubicadas en las partes altas de la zona. La inversión alcanza los $2.616.745.

Cabe aclarar que en la actualidad la localidad cuenta con el recurso en forma abundante y el actual reservorio (tanque elevado de 25.000 litros) tiene una autonomía de aproximadamente 1 hora, por ende se produce un constante bombeo desde uno de los pozos para poder suministrar el caudal necesario de consumo.

La situación de la planta potabilizadora de San Martín, era compleja, debido a que el sistema contaba con dos pozos de bombeo de 40 mil litros horas cada uno y un tanque elevado de 25.000 litros de almacenamiento, el cual presentaba un daño importante en el sector inferior que impide utilizar el reservorio. Además a esto se debería sumar que la población actual supera los 1.000 habitantes en forma constante y aún más en los meses veraniegos

 

Imagen del predio actual de la planta potabilizadora.

La manera de dar una solución a esta problemática era ejecutar un tanque australiano cerrado con capacidad de 1.000.000 litros (para que ante cualquier inconveniente tenga reserva para abastecer de agua a la localidad). Un tanque elevado de 25.000 litros, con altura superior al actual para mejorar la presión y llegar a todos los habitantes, una conexión al acueducto San Martín (ramal San Martín) para evitar el bombeo desde las perforaciones (las cuales quedarían solo para caso de emergencias).