Árboles quemados y arrancados, junto con promontorios de residuos, es lo que a diario se encuentran los beneficiarios del Plan Solidario que tratan, dificultosamente, de limpiar y mantener las márgenes del río Quinto que, durante al anochecer y los fines de semana, son visitadas por vándalos a las claras empeñados en destruir y ensuciar un sector muy bello de Villa Mercedes.

“Trabajamos de lunes a viernes limpiando, desmalezando y plantando, pero al día siguiente solemos encontrar los árboles arrancados o quebrados, además, de más basura de la que horas atrás retiramos”, se lamentó Carlos Ferreira, integrante del Ministerio de Desarrollo Social y a cargo de la coordinación de los beneficiarios que tratan de recuperar y mantener los alrededores del río.

El sector en el que más inconvenientes se registran es la zona que circunda en puente colgante “Monseñor Miranda”, donde “primero nos encontramos con que habían prendido fuego a varios ejemplares que habíamos plantado, a otros los habían quebrado o directamente los arrancaron -agregó el funcionario-. Los repusimos y continuamos con la labor, pero a menudo volvemos a encontrarnos con el mismo panorama, además de muchos residuos de distinto tipo”.

Bajo el puente se encuentra un sector ideal para utilizar como balneario natural, “que veníamos recuperando porque es un lugar muy lindo al que suelen acudir familias y grupos de amigos”, añadió Ferreira, sin embargo poco ha durado el logro, pues mientras los trabajadores no se encuentran llegan quienes arrojan basura y destrozan todo lo plantado para embellecer el predio. “Igual seguiremos trabajando y veremos qué medidas adoptamos para evitar estas situaciones”, concluyó el funcionario de Desarrollo Social.

 

Nota: ANSL.

Fotos: Desarrollo Social.