Los doce programadores recorrieron la fábrica de aviones y el icónico mirador de Seattle. También visitaron el Museo de Cultura Pop y viajaron por la ciudad en monorriel.

Los ganadores de Mega Programadores se despidieron de Seattle este domingo, tras visitar el viernes la empresa Microsoft y el sábado la fábrica de aviones Boeing, el mirador “Space Needle” y viajar en el monorriel.

De esta forma, los jóvenes completaron el itinerario de actividades propuesto por el Gobierno de la provincia. Los Mega Programadores arribaron a San Francisco, California, y desde el lunes y hasta el jueves recorrieron Silicon Valley, donde pudieron conocer Google, Cisco, Intel, Facebook y la Universidad de Standford. Luego se dirigieron hasta Seattle, en el norte de los Estados Unidos, donde visitaron Microsoft y la fábrica de Aviones Boeing.

A pocos minutos de la ciudad está emplazada la fábrica de aviones Boeing, hasta donde llegaron los Mega Programadores para interiorizarse sobre el proceso de fabricación y como está involucrada la programación y la robótica en esta etapa.

Con respecto a la experiencia, Valentín Risatti, de Villa Mercedes, contó: “Vimos el proceso de fabricación y nos contaron los futuros aviones que se lanzarán. En la fábrica nos explicaron que tampoco se podían usar cámaras y ningún aparato que pueda sacar fotografía, por cuestiones de seguridad. Porque hay muchas cosas que no están abiertas al público”.

En tanto, Amine Quiroga Britos, agregó: “Nos contaron sobre el ensamblaje de un avión,  es un proceso bastante largo. De hecho están construyendo uno que fue pedido en el 2013, y que estará listo para fines del 2019”.

Tras esta actividad, ya de nuevo en Seattle, los jóvenes programadores visitaron el Museo de Cultura Pop que nuclea una variedad de muestras sobre diversos temas, que van desde la música hasta el cine de fantasía, terror y ciencia ficción.

Los chicos continuaron el recorrido  por la muestra desde la Expo sobre videojuegos de producción independiente, para luego seguir con las salas dedicadas a la música. Primero visitaron la sala dedicada al líder de Nirvana, y oriundo de Seattle, Kurt Cobain; para luego recorrer Sound Lab, un laboratorio musical donde los participantes podían experimentar la música desde diferentes instrumentos y vivencias como guitarras eléctricas, baterías, mixer y teclados.

Luego, los programadores se dirigieron a la muestra dedicada al universo Marvel, donde pudieron observar trajes de distintos superhéroes, cómics y juegos de realidad aumentada. A pocos metros una muestra dedicada a las películas de terror, fantasía y ciencia ficción también atrajo a los programadores, que se sorprendían con elementos de utilería de películas como Harry Potter, Terminator o series como The Walking Dead.

Minutos después de las 18:00, subieron al mirador “Space Needle”. El popular mirador brinda una visual 360° desde 158 metros de altura y permite ver la totalidad de la ciudad.

Allí los programadores pudieron observar la ciudad, el lago Washington y,  a lo lejos, el mar. Con esa visita dieron cierre a su merecido premio por Estados Unidos.

Nota y fotos: Prensa ULP.