En una velada llena de alegría, buenos deseos y compañerismo, unas 400 personas disfrutaron este jueves del agasajo anual de los empleados públicos. Alberto Rodríguez Saá compartió la cena con varios de sus ministros.

El encuentro se desarrolló en el Polideportivo Municipal de San Francisco del Monte de Oro y además de la gente de la localidad, llegaron para la ocasión trabajadores que cumplen sus tareas en Quines, Luján, Leandro N. Alem y Candelaria.

Tras una primera tanda de sorteos con televisores smart TV y otros electrodomésticos como premios, los mozos se llevaron todas las palmas cuando comenzaron a servir la entrada.

El gobernador Rodríguez Saá llegó a las 21:50 al predio y fue recibido con aplausos por toda la gente, y compartió la mesa con varios integrantes de su gabinete.

Al finalizar la comida y cuando la gente disfrutaba del postre, los asistentes pudieron mirar a través de las pantallas gigantes un video con imágenes y audio de la carta que escribió el gobernador a los servidores públicos en su día, agradeciendo su esfuerzo diario.

Los aplausos para el audiovisual fueron la antesala del mensaje del jefe de Estado puntano. “Es la primera vez que hacemos esta cena o agasajo departamento por departamento. Y estamos contentos porque es mucho más afectuoso. Nos vemos. Tradicionalmente la hicimos en la ciudad de San Luis y casi que no nos vemos y muchos de ustedes no van, o se les hace difícil ir. Entonces este año tomamos esta decisión y esperamos que se convierta en tradición de realizar así la fiesta de los servidores públicos, que somos nosotros. La idea es continuar así por varios años”, destacó el primer mandatario provincial.

“Estoy muy agradecido por aceptar mi invitación. Gracias por venir y acercarse, lo mismo para la gente que nos atendió esta noche, que lo hizo de maravillas. Yo prefiero decir que éste es un agasajo para los servidores públicos porque no es egoísta lo que hacemos, nuestra tarea. Nuestra actitud no es egoísta, hay vocación de servicio a nuestra gente y los pueblos que componen la provincia, y en beneficio de las puntanas y puntanos. Me siento muy agradecido, como lo digo en esa carta. Porque nada, pero nada de lo que se hizo en San Luis se hubiese realizado sin la participación de todos ustedes. Las autopistas, hospitales, escuelas, seguridad, el orden, el WIFI. Todo eso es muy bueno. Y hay que decirlo porque son cuestiones que nos convirtieron en la mejor provincia argentina. Y lo construimos entre todos”, sostuvo Alberto.

“Esta fiesta algunos me decían que dura hasta las 04:00, otros hasta las 07:00 pensando en irse después a trabajar. Pero no es así. Los que estamos hoy acá no tenemos que trabajar este viernes. Vamos a pasarla muy bien, porque están con nosotros Gabriel Cantisani y La Cautana. Tenemos una noche para disfrutar. Brindo por la salud, la prosperidad de ustedes y sus familias. Lo mejor. Y que me ayuden en algo: que en esta Navidad ningún niño se vaya a dormir con la panza vacía. Eso duele. Detectemos los casos y solucionémoslo, porque somos un gobierno con sensibilidad. Y eso duele. ¡Viva el departamento Ayaucho y cada uno de sus pueblos, viva la provincia de San Luis!”, expresó contento Rodríguez Saá.

Cuando el mandatario cerró su mensaje se vivieron los momentos de mayor calidez porque nadie quiso quedarse sin su foto con el mandatario. Abrazos, besos y más saludos no se hicieron esperar entre Alberto y la gente.

La celebración continuó con más sorteos de regalos y las actuaciones de La Cautana y todo su folclore cuyano, y más tarde las zambas y chacareras de Gabriel Cantisani y su conjunto.

Nota, fotos y video: ANSL.