Funciona en Terrazas del Portezuelo. Formada por civiles que tienen la función de regular el tránsito y dar recomendaciones a los conductores para la prevención de siniestros viales y ordenamiento.

El objetivo de la Guardia Vial es concientizar a los automovilistas y guiar a los conductores.

El objetivo de la Guardia Vial es concientizar a los automovilistas y guiar a los conductores.

Los integrantes de la Guardia Vial brindan información general de las diferentes dependencias del Estado provincial, cumplen la función de regulación de tránsito y recomendaciones a los conductores, por ejemplo: luces encendidas, uso del cinturón de seguridad, advertir maniobras mientras conduce, también, brinda información respecto de la ubicación y funcionamiento de los ministerios.

El cuerpo vial está compuesto por 13 efectivos distribuidos en dos turnos, de 08:00 a 18:00.

“Respetar las normas, los chicos atrás y con cinturón”

Ana Margarita Bella tiene 61 años, vive con su familia, tiene dos hijos casados, esposo y tres nietos. Hace 15 años comenzó a trabajar en el Plan de Inclusión Social donde inició su capacitación, tras lo que trabajó en Seguridad Comunitaria. Luego, continuó con más capacitación para Guardia Vial (donde trabaja desde septiembre de 2012) en el Instituto Superior de Seguridad Pública. “Me gusta mucho lo que hago, lo llevo dentro mío, me gusta salir a la calle, trabajar en la rotonda, conversar con la gente, darles buena información y concientizarlos. Hay gente muy educada y gente que no, muchos se enojan cuando les dan indicaciones o si les llamamos la atención porque están usando el celular, igual soy muy feliz con mi trabajo”, señaló.

“Más aprecio por la vida”

Adriana Edith Garay tiene 55 años, su familia esta compuesta por sus dos hijas. Con un profundo valor por la vida destacó: “Hemos sido preparados para realizar este trabajo, somos un instrumento para la prevención de los siniestros viales”.

Adriana hizo hincapié en que “la gente sale a la calle sin tomar las medidas precautorias para evitar un siniestro vial, auto, moto o cualquier vehículo, no tienen como hábito usar las medidas de seguridad. En una moto sólo deben ir dos personas y van familias completas con un casco, por eso lo primordial es concientizar para la vida, evitar la pérdida de una vida, más cuando se trata de niños. La gente ignora que para ir en una moto no pueden llevar a un niño menor de 12 años. No es un dato común, es porque ese niño puede llegar a los pedalines y van colgando”.

La integrante de Seguridad Vial se refirió a que muchas mamás en sus autos “llevan a sus niños adelante y es un error tremendo. Hay que tener precaución, cumplir las normas y cuidar a sus hijos”. Finalmente, Adriana Garay dijo que “la capacitación es fundamental para poder prevenir”.

“No se llega antes por más rápido que se viaje”

Víctor Hugo Ortega es padre de 4 hijos, tiene 2 nietos y vive con su pareja. Todo lo que él hoy considera su profesión, empezó con el Plan Trabajo por San Luis, después Seguridad Comunitaria donde trabajó como protector, mediador y supervisor, hasta llegar a Seguridad Vial. Se capacitó en el Instituto Superior de Seguridad Pública, y trabajó en puestos limítrofes, colaborando con la Policía provincial.

Hugo destacó la importancia de manejarse con conciencia, cumplir las normas, “si amas a tu hijo, tenes que cumplir las normas”, afirmó, y agregó: “Salir de la casa con tiempo es lo principal, no faltando 5 minutos, porque no vas a llegar antes por más rápido que vayas”.

Ortega  explicó que las vivencias y experiencias adquiridas en los lugares donde trabajó le hizo ver “el trabajo y la vida de otro modo”. Finalmente afirmó: “Las mujeres son más cuidadosas. Al ser cuidadosas manejan mejor, con más precaución”.